Diario Sur

Errejón evita dar su apoyo a alguno de los aspirantes a dirigir Podemos en Málaga

Errejón, en Málaga
Errejón, en Málaga / Álvaro Cabrera
  • El número dos de la formación morada participa en un acto en la capital y se reúne con las camareras de piso para conocer las reivindicaciones de este sector

Íñigo Errejón, secretario político de Podemos, ha evitado esta tarde decantarse por algunos de los dos candidatos que ya han anunciado su intención de dirigir al partido en Málaga: el concejal en el Ayuntamiento de la capital Juan José Espinosa y el diputado nacional Alberto Montero.

El número dos del partido de Pablo Iglesias ha mantenido una posición de neutralidad cuando ha sido preguntado por este periódico antes de participar en un acto en el Centro Cívico para presentar la iniciativa 'Hacemos'. “La mejor decisión será la que el conjunto de los inscritos, simpatizantes y militantes decidan. Los mejores procesos son los procesos que deciden la gente y la gente asume en sus manos; así hemos llegado hasta aquí y así pretendemos segur caminando”, ha dicho.

Preguntado si su candidato es Alberto Montero -que le acompañaba en el acto-, Errejón ha subrayado que es un diputado y compañero “que me merece el mismo respeto que el resto de candidaturas” y ha reiterado que deben ser los inscritos de Podemos quienes decidan “quien es el mejor compañero para ponerse al frente de la organización en la ciudad”.

Previamente, Íñigo Errejon, Alberto Montero y los parlamentarios andaluces Juan Antonio Gil y Esperanza Gómez han mantenido un encuentro con las camareras de piso de la provincia, denominadas 'Las Kellys', para conocer sus reivindicaciones sobre sus condiciones laborales. En este sentido, el número dos de Podemos ha subrayado que su partido ha puesto todos sus recursos en el Parlamento de Andalucía y el Congreso para mejorar las condiciones de este colectivo.

Errejón ha mantenido un encuentro con las camareras de piso de la provincia, denominadas 'Las Kellys'

Errejón ha mantenido un encuentro con las camareras de piso de la provincia, denominadas 'Las Kellys' / Efe

“No queremos ser un país 'low cost', no queremos ser un país que compita por condiciones peores de salarios y trabajo, queremos ser un país que compita por arriba y eso se consigue protegiendo los derechos y los salarios”, ha subrayado.

En clave de política nacional, Íñigo Errejón ha sostenido que si Mariano Rajoy sale elegido presidente del Gobierno con el apoyo del PSOE será un Gobierno “débil” en el Congreso y en la calle y de “corto recorrido”.

Sobre una posible abstención de los socialistas en la investidura de Rajoy, Errejón ha dicho que será una maniobra en la que “el régimen del 78 habrá sacrificado gobernabilidad a cambio de bipartidismo” y que supondrá “haber herido de muerte al bipartidismo”.

En un escenario en el que el PP y el PSOE “caminan de la mano”, Errejón ha asegurado que Podemos y la coalición Unidos Podemos (con IU) asumirá el papel de ser la alternativa en España para “construir un país más justo que no cargue la salida de la crisis sobre los hombros de los trabajadores”.

“Estamos dispuestos a asumir en las instituciones y en la calle el papel de ser la alternativa, de ser la oposición que demuestre que hay una España posible diferente; que no hay que resignarse al recorte de derechos y la corrupción”, ha proclamado.