Diario Sur

Casi doscientos extrabajadores de Hitemasa, camino de dos años sin cobrar

Un grupo de extrabajadores de Hitemasa, protestando días atrás en la sede del PSOE.
Un grupo de extrabajadores de Hitemasa, protestando días atrás en la sede del PSOE. / Salvador Salas
  • El Parlamento andaluz aprobó en marzo una ley para crear ayudas que palien la situación en la que les dejó la quiebra de sus aseguradoras, pero el dinero no ha llegado aún

Casi doscientos extrabajadores de Hitemasa llevan veinte meses sin cobrar el seguro privado que contrataron en su día para complementar su exigua pensión o subsidio. Y ello a pesar de que el pasado mes de marzo, se aprobó por unanimidad en el Parlamento andaluz una ley para habilitar unas ayudas específicas que palien la «difícil situación» de los afectados por el ERE de la firma textil de 2004. La Junta de Andalucía justifica esta tardanza en que es necesario realizar una auditoría antes de autorizar los pagos y que la aseguradora Caixa Vida hasta ahora no ha entregado los papeles necesarios.

Cabe recordar que el citado colectivo de trabajadores fue víctima de un ERE en 2004, en el marco del cual se suscribió, con el fin de complementar las escasas prestaciones que iban a quedarles, una póliza de seguro colectivo de rentas inicialmente con la aseguradora Personal Life. Al entrar ésta en liquidación, los activos asegurados de los beneficiarios fueron adquiridos por la compañía belga Apra Leven. Posteriormente ésta también quebró y los ex trabajadores suscribieron un seguro con Caixa Vida con el dinero que recuperaron del consorcio de seguros. Sin embargo, esa cantidad no fue suficiente para cubrirles y desde febrero de 2015 llevan sin cobrar ese complemento, por lo que actualmente subsisten o bien con la pensión de jubilación reducida por haberse acogido a la misma anticipadamente, o bien con el subsidio de desempleo, teniendo además en este caso que hacer frente a las cuotas del convenio especial suscrito con la Seguridad Social.

Este último es el caso de Francisca Postigo, de 61 años, que lleva 24.000 euros «perdidos». «Cobro 426 euros de ayuda y de ahí tengo que pagar 110 euros a la Seguridad social», denuncia esta extrabajadora de Hitemasa, que viene protagonizando junto con otros compañeros concentraciones de protesta ante la sede del PSOE y dependencias de la Junta en Málaga. «Hay personas con situaciones muy complicadas: embargos, familias que no pueden pagar ni la luz...», añade. La última noticia que ha recibido este colectivo en una reunión con responsables de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio es que Caixa Vida entregó los documentos que exigía la auditora Mercer la semana pasada, por lo que la Junta prevé que «en un mes o mes y medio» las ayudas puedan llegar a sus 184 beneficiarios, según Postigo.

Las ayudas extraordinarias que aprobó el Parlamento andaluz se instrumentarán a través de la financiación de un contrato de seguro colectivo de renta a aquellos extrabajadores que cumplan los requisitos. La norma excluye a los llamados «intrusos» del ERE de Hitemasa: 17 personas que no tenían nada que ver con la empresa y estuvieron recibiendo ayudas fraudulentamente al amparo del exdirector de Trabajo de la Junta, según la acusación de la jueza Alaya en el caso de los ERE.

La cantidad total máxima que se destinará a estas ayudas extraordinarias será de 12.955.769 euros, más los intereses de demora que elevarían el total a 13.051.232 euros. El plan de financiación establece cuatro plazos hasta 2019.