Diario Sur

Siete años de cárcel para la expareja del fuengiroleño muerto a tiros en Argentina

  • El Tribunal también condena al que entonces era novio de Nadia Kesen como autor del homicidio y le impone una pena de 17 años de prisión

Nadia Kesen, la expareja de Domingo Expósito Moreno, el fuengiroleño que perdió la vida tras ser tiroteado en Argentina cuando iba a recuperar a la hija que tenían en común, ha sido condenada a siete años de cárcel por estos hechos. El Tribunal del país sudamericano la considera instigadora y cómplice de la muerte de Expósito, según informó ayer el abogado de la familia de la víctima, Manuel Huertas.

En concreto, los hechos tuvieron lugar en junio de 2014. Expósito llevaba años luchando y por fin había conseguido obtener la custodia de su hija de siete años de edad, después de que su madre se la llevara a Argentina sin que él lo supiese. Pocas horas antes de regresar a España con la pequeña, un encapuchado acabó con su vida tras dispararle en plana calle.

Tal y como adelantó este periódico la semana pasada, la Justicia de Argentina, dónde se realizó la investigación y se detuvo a los sospechosos, considera que Kesen participó en el crimen. Para ello, se apoya en las 21 llamadas que realizó a Sergio Solis, el novio de la procesada cuando ocurrieron los hechos, horas antes de que Expósito fuera tiroteado.

El Tribunal argentino considera probado que Solis fue el encapuchado que apretó el gatillo contra el fuengiroleño causándole la muerte. De esta forma, la pena que se le ha impuesto es de 17 años de prisión como autor de un delito de homicidio.

Los padres de Expósito, desplazados hasta Argentina para seguir las sesiones del juicio, escucharon la resolución judicial en la misma sala en la que estaban los procesados. En estos momentos la pequeña se encuentra en el país sudamericano con su abuela materna. Huertas recordó que la familia de Expósito lucha para hacerse con la custodia de la niña y criticó la tardanza del procedimiento abierto en el Juzgado de Instrucción número 3 de Fuengirola por un supuesto delito de secuestro internacional de menores.