Diario Sur

La oposición critica a Bendodo por no dejarle participar en el reparto de cuatro millones para los pueblos

Bendodo, durante la sesión de ayer. :: salvador salas
Bendodo, durante la sesión de ayer. :: salvador salas
  • La Diputación consigue sacar adelante la propuesta de destinar esa cantidad para el Fondo de Liquidez Provincial y otros tres millones para la antigua Concertación

El equipo de gobierno del PP en la Diputación de Málaga consiguió ayer sacar adelante su propuesta de destinar siete millones de euros para que los municipios menores de 25.000 habitantes puedan hacer frente a sus necesidades más urgentes, pero no sin debate. De hecho, logró la luz verde para que cuatro de esos siete millones se destinen al Fondo de Liquidez Provincial, sólo con el voto a favor de los diputados del PP. Los grupos de la oposición (PSOE, IU, Ciudadanos y Málaga Ahora) se abstuvieron, para no obstaculizar su aprobación, pero recriminando al presidente de la institución, Elías Bendodo, que no les haya dejado participar en el diseño de las bases que van a regir el reparto de los cuatro millones. «Nos abstenemos porque no nos sentimos partícipes totales», se quejó el portavoz de Ciudadanos, Gonzalo Sichar. Lo mismo dijo la portavoz de Málaga Ahora, Rosa Galindo, que justificó su voto como una «abstención positiva». En término similares se expresó también el portavoz de IU, Guzmán Ahumada, que aunque reconoció que «es una herramienta importante para los municipios, no se hace como nos gustaría». El viceportavoz socialista, Cristóbal Fernández, criticó la falta de participación y calificó las bases de «unilaterales del equipo de gobierno del PP», dijo. También se quejó el PSOE de que el PP no da respuesta a los municipios que peor lo están pasando y que más lo necesitan al no cumplir los requisitos exigidos, poniendo como ejemplo el caso del Ayuntamiento de Cortés de la Frontera, que adeuda diez nóminas a los trabajadores.

En defensa del PP, el diputado de Economía y Hacienda, Francisco Salado, dijo que se trata de bases de una carácter muy técnico, e insistió en que los cuatro millones son para anticipos y préstamos a interés cero para los municipios que deberán devolver. «Es un dinero que pueden destinar al abono de facturas pendientes, para ayudar al pago de gasto corriente y financiero», insistió Salado. Sobre la situación de Cortés de la Frontera, el vicepresidente de la Diputación dijo que es extrema, pero que la institución provincial es la única «que lo está ayudando».

En cambio, el pleno si se aprobó por unanimidad incrementar con tres millones de euros el Plan Provincial de Asistencia y Cooperación, que aumenta su dotación hasta los 27,7 millones de euros. Los municipios recibirán la cantidad que les corresponda atendiendo a criterios de población antes de finales de año. A diferencia del Fondo de Liquidez, este dinero se podrá destinar a lo que les parezca a los ayuntamientos, ya que se trata de fondos incondicionados. Además no tendrán que devolverlo.