Diario Sur

La consejera de Educación y las delegadas de Salud y Educación, en las jornadas.
La consejera de Educación y las delegadas de Salud y Educación, en las jornadas.

Unos 1.500 alumnos reciben formación para dar reanimación en caso de una parada cardiaca

  • Los estudiantes de Secundaria y Bachilleratoa que han recibido esa enseñanza pertenecen a colegios e institutos malagueños

Unos 1.500 alumnos de Secundaria y Bachillerato de colegios e institutos de la provincia de Málaga han participado en unas jorndas en las que han recibido formación para saber actuar en caso de que una persona sufra una parada cardiaca. A los estudiantes se les ha enseñado la técnica de la reanimación cardiopulmonar. El pabellón de deportes de la Universidad de Málaga ha acogido este evento, coordinado por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, que ha contado con la colaboración de un centenar de profesionales de distintos colectivos. Esta actividad se ha llevado a cabo con motivo de la celebración del Día Europeo de la Parada Cardiaca.

Los expertos aseguran que hasta dos horas de formación en resucitación cardiopulmonar (RCP) al año para niños en edad escolar son suficientes. La formación debe ser práctica, aunque puede estar reforzada con enseñanza teórica, incluso virtual y se puede llevar a cabo sin un equipo sofisticado o maniquíes de reanimación específicos. Esta capacitación tendría que repetirse anualmente y comenzar a la edad de 12 años o antes. Además, los niños entrenados deben tener como tarea entrenar a otras 10 personas y ser animados a informar sobre la necesidad de las técnicas de reanimación cardiopulmonar.

Las jornadas, a las que han asistido la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, acompañada por las delegadas de Salud y de Educación, Ana Isabel González y Patricia Alba, respectivamente, y el director provincial del 061, Félix Plaza, están enmarcadas este año bajo el lema ‘Los niños salvan vidas’. Esta campaña, puesta en marcha por el Consejo Europeo de Resucitación (ERC), tiene la finalidad de sensibilizar a la población y trasladar diez principios en los que se fundamenta el incremento de la supervivencia a la parada, comenzando por el hecho de que cualquier persona puede salvar una vida, incluso los niños.

Con esta cuarta edición de esta jornada de formación masiva, la Consejería de Salud pretende aumentar el número de personas que conocen cómo actuar ante estas situaciones para poner en marcha la cadena de supervivencia en el menor tiempo posible. El Consejo Europeo de Resucitación ha calculado que más de 100.000 personas al año podrían salvar sus vidas en Europa si se alcanzaran las tasas de formación de ciudadanos en estas técnicas que tienen en países referentes como Países Bajos o Suecia.

Adelaida de la Calle ha destacado que es importante que los niños aprendan a ser responsables dentro de la sociedad así como asumir comportamientos saludables. También ha recordado que los centros educativos deben velar por la educación integral del alumnado. Por su parte, Ana Isabel González ha afirmado que las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.