Diario Sur

Tres cuentos para ser felices

Ángel Idígoras, Ángel Rodríguez Cabezas, Olga Delgado, Carlos Pinillos y Manuel Castillo.
Ángel Idígoras, Ángel Rodríguez Cabezas, Olga Delgado, Carlos Pinillos y Manuel Castillo. / Ñito Salas
  • Olga Delgado escribe un libro, con dibujos de Carlos Pinillos, para que los niños aprendan a ser positivos y se eduquen en valores

Olga Delgado y Carlos Pinillos se conocieron en un aeropuerto de Portugal cuando buscaban a sus hijos. Ellos no lo sabían en ese momento, pero esa casualidad iba a dar un fruto en forma de libro infantil. El resultado es ‘Aprende a ser feliz con Ago’, una obra compuesta por tres cuentos para niños de tres a seis años. Olga Delgado es la autora de los textos y Carlos Pinillos ha hecho los dibujos. Con un lenguaje sencillo, para que pueda ser comprendido por los pequeños, pero a la vez profundo y reflexivo, se busca captar la atención infantil y conseguir que los niños sean más felices mientras se forman en valores y sean positivos. La obra, publicada por el Grupo Editorial 33, fue presentada ayer en Ámbito Cultural de El Corte Inglés, por el director de SUR, Manuel Castillo, y el humorista gráfico Ángel Idígoras.

Los tres cuentos del libro los protagoniza Ago, un personaje que es el hilo conductor de las historias. Ago vive en un planeta que se está fragmentando. Acompañado por sus amigos, tiene un comportamiento ejemplar y es un modelo a seguir en actitudes que combaten el acoso de los menores y el uso inadecuado de las nuevas tecnologías y, a la vez, fomentan la diversidad y la educación en valores. El primero de los cuentos se titula ‘Ago tiene un problema’;el segundo, ‘Ago viaja a la Tierra’ y el tercero, ‘Ago en el planeta Etnis’.

Aunque sus profesiones no guardan relación (Olga Delgado es marina mercante y Carlos Pinillos, bailarín), han sabido coordinarse de manera que el libro, que tiene detrás muchas horas de investigación, está perfectamente pensado, con una unidad de criterio entre el texto y los dibujos. «Lo que queremos es que los niños se identifiquen con el personaje de Ago y que los cuentos sirvan de espejo para los padres», explicó Olga Delgado. «Consideramos que los niños deben ser inconformistas y creativos», manifestó Pinillos.

Manuel Castillo definió el libro como una forma de activismo que combate la desigualdad, la angustia y la tristeza. «Olga y Carlos se rebelan contra lo establecido; quieren un mundo diferente y mejor», afirmó el director de SUR. A su juicio, aunque las historias de Ago están creadas para niños, también sirven para que los adultos mediten sobre cuestiones como los prejuicios o la intolerancia.

Idígoras hizo un repaso de la literatura infantil. Así, citó a autores como los hermanos Grimm, Perrault o Andersen. De la obra de Olga Delgado y Carlos Pinillos dijo que los tres cuentos desprenden un mensaje positivo, con un apartado para que los niños trabajen en sus casas o en el colegio sobre lo leído.