Diario Sur

El IMV da luz verde a la reparación de la iglesia de la Divina Pastora

  • El templo deberá permanecer cerrado al menos un año para someterse a unos trabajos presupuestados en 260.000 euros

El consejo rector del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) ha dado luz verde este viernes al proyecto impulsado por el Obispado y la Oficina de Rehabilitación del Ayuntamiento para reparar la iglesia de la Divina Pastora y Santa Teresa de Jesús, ubicada en la plaza de Capuchinos de la capital. Para poder llevar a cabo esta intervención, que vendrá a subsanar el problema de humedades que padece este edificio del siglo XVII, se ha planteado la firma de un convenio de colaboración para hacer posible una actuación valorada en 260.000 euros mediante la ayuda municipal, completada con la redacción del proyecto y dirección de la obra a cargo de la diócesis.

La actuación se ha diseñado como una medida complementaria a la inversión de 325.000 euros que llevó a cabo el Obispado hace dos años para reparar de urgencia las cubiertas de este templo, uno de los históricos de la ciudad que, a diferencia de otros, aún no ha sido sometido a una recuperación integral para ponerlo en valor. Entre las acciones proyectadas está la recuperación de pinturas decorativas trazadas en siglos pasados en los muros de esta antigua iglesia de los capuchinos.

Las obras, que podrían comenzar en la primera mitad de 2017, tendrán una duración aproximada de un año y requerirán el cierre del templo, por lo que las cofradías que tienen su sede en él deberán trasladar sus imágenes titulares a otro lugar para seguir dándoles culto mientras se completan los trabajos. Esta iglesia es sede de la Congregación de la Divina Pastora de las Almas, la Cofradía del Prendimiento, la Hermandad del Dulce Nombre y la Hermandad Romera de Nuestra Señora de la Alegría.