Diario Sur

Nuevos fármacos mejoran la supervivencia de pacientes con cáncer de pulmón y de riñón

El foro abordó los avances habidos contra el cáncer.
El foro abordó los avances habidos contra el cáncer. / Sur
  • Más de un centenar de expertos participan en un foro oncológico sobre los avances en tratamientos de los tumores

La batalla farmacológica contra el cáncer no cesa. Los avances en los tratamientos ofrecen mejores expectativas a los pacientes. Así se expuso ayer en el cuarto foro de oncología sobre innovaciones terapéuticas para tratar el cáncer celebrado en Málaga. Entre los nuevos medicamentos de que disponen los facultativos para combatir el cáncer están los inhibidores ALK y el anti EGFR, unos fármacos que se toman de forma oral y que están indicados para enfermos con tumores de pulmón. La ventaja que presentan esos medicamentos es que mejoran la supervivencia de los pacientes y apenas presentan efectos secundarios, explicó a este periódico el organizador del foro y jefe del servicio de oncología del Hospital Quirón de Málaga, José Antonio Ortega.

Este especialista, asimismo, se refirió a los inhibidores multiquinasas, que también son unos fármacos que se administran por vía oral y con muy pocos efectos adversos en casos de pacientes con cáncer renal.

En el foro de ayer, organizado por el Hospital Quirón de Málaga y el Instituto de Oncología de Andalucía, participaron más de cien expertos, entre oncólogos médicos, oncólogos radioterápicos, inmunólogos, especialistas médicos, de cirugía y de farmacia hospitalaria. Esas especialidades intervienen en el tratamiento de los pacientes con cáncer.

El doctor Ortega, en declaraciones realizadas a SUR, destacó la utilización de la inmunoterapia como una terapia eficaz para combatir los tumores de pulmón y riñón, así como el melanoma. «Es un tratamiento de escasa toxicidad que aumenta la supervivencia», aseguró el jefe del servicio de oncología de Quirón Málaga. La función de la inmunoterapia es estimular el sistema inmunológico del enfermo para que combata al cáncer. De ese modo, el sistema inmune, a través de esa estimulación farmacológica, está más atento, impide que el tumor pase inadvertido y lo ataca.

El doctor Ortega mencionó la importancia que tiene la llamada oncología personalizada o de precisión, cuya función es dar el tratamiento más adecuado a cada paciente. El oncólogo significó que un mismo tipo de cáncer se comporta de forma diferente según la persona que lo padece. Como cada tumor es distinto hay que aplicar al enfermo un tratamiento personalizado, afirmó.