Diario Sur

Luis Arroyo: «Habrá Gobierno del PP con un apoyo limitado del PSOE»

Arroyo, ayer, durante su intervención en la jornada organizada por Esesa.
Arroyo, ayer, durante su intervención en la jornada organizada por Esesa. / Francis Silva
  • El consultos de comunicación política y exasesor de Pedro Sánchez cree que el líder socialista se equivocó al enrocarse en el ‘no es no’ y considera que se debe aplazar la decisión sobre el liderazgo en el partido

El sociólogo y profesor universitario Luis Arroyo es un reconocido consultor internacional de comunicación política que preside actualmente Asesores de Comunicación Pública. Ha sido asesor del PSOE con José Luis Rodríguez Zapatero y con Pedro Sánchez hasta el pasado diciembre. Este jueves impartió una conferencia, organizada por Esesa dentro de la jornada ‘Visión de la Comunicación y la Organización Política’, tras la que atendió a SUR y analizó algunos asuntos de la actualidad política.

–¿Habrá Gobierno a final de mes?

–Todos los síntomas, entre ellos que el Rey haya llamado a los grupos políticos, indican que se va a formar un Gobierno del PP con un apoyo limitado del PSOE, es decir, una abstención muy selectiva de los diputados estrictamente necesarios y con un voto negativo del resto del arco parlamentario.

–Y al día siguiente de que haya Gobierno, ¿qué panorama político vislumbra?

–Veremos a un PSOE que intentará liderar la oposición y que va a competir a cara de perro con Podemos por ejercer ese papel. Vamos a ver una oposición muy echada al monte para ver quién compite más contra el PP y a un PP que va a tener un Gobierno en el que va a sudar sangre para poder llevar a cabo sus iniciativas.

–El PSOE después del comité federal del día 1 de octubre es un partido fracturado y con una imagen dañada no sólo cara al interior del partido sino hacia sus electores. Un consultor en comunicación política, ¿qué estrategia diseñaría ahora para que este partido pudiera recomponer su imagen?

–El PSOE es un partido roto y no es mala idea tomarse ahora un tiempo de tranquilidad. Es acertada la idea de Javier Fernández (presidente de la gestora socialista) de aplazar un poco las decisiones para que el partido se asiente, se tranquilice, se olvide de las batallas internas en la medida de lo posible y empiece a hacer oposición en el Congreso. No es necesario un hiperliderazgo en el PSOE a corto plazo, sería bueno aplazar las decisiones sobre el liderazgo al momento oportuno, quizás dentro de seis meses o de un año. Mi consejo sería mantener la calma y, sobre todo, evitar terceras elecciones, donde estoy seguro que el PSOE sería tercera fuerza política.

–Usted fue asesor de Pedro Sánchez, ¿se equivocó en los últimos meses en su estrategia de comunicación política?

–Creo que se ha equivocado no en su estrategia de comunicación política, sino en su estrategia política, que es distinto. Hubo un error y fue intentar enrocarse en el ‘no es no’ y no ser capaz de dar una alternativa verosímil. Nadie creía en el PSOE en un Gobierno con Podemos y otras fuerzas;ahí se equivocó. Habría sido mucho más difícil pero más oportuno e inteligente haber explicado que el PSOE va a liderar la oposición y para eso es necesario apoyar al PP para que pueda gobernar, aunque fuera de forma limitada.

–En Podemos también hay dos facciones diferenciadas, ¿puede romperse el partido morado?

–Cuando las cosas van bien la gente en los partidos se calla y cuando van mal las diferencias afloran y se enardecen. A Podemos no le va mal las cosas por el momento. Esa ruptura que yo creo que es real entre los moderados y los más radicales quizás en algún momento se produzca.

–¿Se hace hoy más política en las redes sociales que en las instituciones?

–No creo. Las redes sociales son un elemento más de movilización de los tuyos. Las redes sociales no sirven para debatir, no se puede debatir con 140 caracteres. Los debates políticos afortunadamente se siguen teniendo en las instituciones. Las redes sociales son un elemento muy interesante y útil pero cuidado con exagerar su importancia.

–¿En qué momento se encuentra la consultoría política en España?

–Está en un buen momento. Estamos en un momento en el que hay una gran efervescencia política. En los últimos dos o tres años la sociedad española está muy politizada, hay muchos programas televisivos de política, hay canales que destinan casi toda su programación a política, se habla mucho de política y a la gente le gusta la política. Ahora bien, ese buen momento de las consultorías choca en el mercado con la fuerza de los partidos que, en España y en la Europa continental, tienen la fuerza y el control de la organización de las campañas; por tanto, es difícil que puedan entrar los consultores externos. En España y en Europa hay menos mercado que el que puede haber en América Latina y en Estados Unidos.