Diario Sur

Enfermos de artritis reclaman que se dote a los comarcales de reumatólogos

Lectura del manifiesto, ayer en la puerta del Ayuntamiento de Málaga. :: salvador salas
Lectura del manifiesto, ayer en la puerta del Ayuntamiento de Málaga. :: salvador salas
  • De ese modo se evitaría a los pacientes de la provincia tener que desplazarse a los hospitales de la capital para ser atendidos

La Asociación Malagueña de Artritis Reumatoide (AMARE) reclamó ayer que se incremente la plantilla de reumatólogos del SAS en Málaga para poder ofrecer una mejor asistencia a los pacientes y hacer diagnósticos más rápidos. En concreto, pidió que la sanidad pública andaluza dote de la especialidad de reumatología a los hospitales comarcales. De ese modo, se evitaría a los enfermos de la provincia tener que desplazarse forzosamente a los hospitales públicos de la capital para ser atendidos por los reumatólogos.

Esa reivindicación es una de las incluidas en un manifiesto que se leyó en las escalinatas de acceso al Ayuntamiento de Málaga. El acto se convocó con motivo de que hoy se celebrará el Día Mundial de la Artritis. En la provincia de Málaga hay once reumatólogos para tratar a los aproximadamente 15.000 pacientes adultos entre el Hospital Regional Carlos Haya y el Clínico Universitario y tres para atender a los niños en el Hospital Materno Infantil, según datos facilitados por AMARE.

Entre las personas que leyeron el manifiesto estuvieron el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre; la delegada provincial de Salud, Ana Isabel González, y la presidenta de AMARE, Remedios Gómez. La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria sistémica autoinmune que se caracteriza por una inflamación persistente de las articulaciones y su destrucción progresiva, lo que provoca distintos grados de deformidad e incapacidad. En España hay más de 250.000 personas diagnosticadas. Cada año se registran 20.000 casos nuevos. La mayor incidencia se da entre 30 y 50 años.

La presidenta de AMARE lamentó la ausencia de especialistas en los hospitales comarcales, lo que obliga a los pacientes de la provincia a desplazarse hasta los hospitales del SAS de la capital. Remedios Gómez afirmó que el diagnóstico precoz infantil «funciona muy bien», pero que en los adultos es más lento por la falta de especialistas. Asimismo, significó que la subasta de medicamentos llevada a cabo en Andalucía «no ha supuesto ningún beneficio en la atención sanitaria, sino que ha creado una desigualdad respecto a otras comunidades autónomas».

Por su parte, la delegada provincial de Salud aseguró que la atención de los enfermos está suficientemente garantizada con la plantilla actual de reumatólogos. No obstante, manifestó que el Hospital Costa del Sol de Marbella dispondrá de la especialidad de reumatología cuando acabe la ampliación prevista en el centro. Las obras llevan paradas unos seis años y todavía se desconoce cuándo se reanudarán.