Diario Sur

El ERE del Banco Popular puede suponer cien despidos y el cierre de 21 oficinas en la provincia

La entidad pretende cerrar 302 sucursales a nivel nacional. :: sur
La entidad pretende cerrar 302 sucursales a nivel nacional. :: sur
  • El recorte de plantilla está negociándose con los sindicatos, que hablan de «ERE salvaje» mientras la entidad dice que se priorizarán prejubilaciones y bajas incentivadas

El expediente de regulación de empleo que prepara Banco Popular puede suponer el despido de un centenar de personas en Málaga, donde esta entidad tiene actualmente 465 empleados. Así lo advirtió ayer Comisiones Obreras, que va a iniciar movilizaciones contra lo que califica de «ERE salvaje». En realidad, la cifra concreta de afectados en la provincia aún no ha sido comunicada por la entidad a los sindicatos, pero sí se sabe que a nivel nacional pretende recortar alrededor del 20% de su plantilla actual y cerrar 302 sucursales.

Lo que sí se conoce ya es el número de oficinas que cerrarán en Málaga: 21 de las 66 que tiene Banco Popular en la provincia, es decir, prácticamente una de cada tres. Así se lo comunicó ayer la entidad a los sindicatos, según pudo saber este periódico. Además, como parte del proceso de reestructuración que plantea la dirección del banco, las dos direcciones territoriales de Andalucía -la de la zona occidental, con sede en Sevilla y la de la zona oriental, con sede en Málaga- van a unificarse en una y lo más seguro es que sea en Sevilla.

A nivel andaluz, según informó CC OO, Banco Popular emplea a unos 2.000 trabajadores y de ellos, 480 podrán verse afectados por los despidos. A nivel estatal se han planteado 2.900 salidas, de las que 1.800 serán prejubilaciones. La entidad pretende cubrir las otras 1.100 salidas con bajas voluntarias incentivadas, pero si no consigue alcanzar ese cupo recurrirá a despidos forzosos. No obstante, estas cifras pueden cambiar, ya que el ERE está en plena fase de negociación entre la empresa y los sindicatos.

Por de pronto, los próximos días 13 y 20 de octubre CC OO ha convocado actos de protesta en la sede de Banco Popular en la calle Larios. Durante dichos días también se realizarán concentraciones en el resto de provincias andaluzas. El representante de CC OO en Banco Popular de Andalucía, Alberto Serrano, rechaza el elevado número de despidos anunciado, que en su opinión impediría el funcionamiento operativo del banco, comprometiendo por tanto su independencia. «Deseamos que Banco Popular siga siendo una entidad independiente en el sistema financiero, por lo que aunque se hagan esfuerzos organizativos y de reducción de plantilla, en ningún modo puede alcanzar el número de despidos propuesto, que cercena las posibilidades reales de desarrollo del negocio», afirma el sindicato en un comunicado en el que también reclama a la dirección de la entidad que suspenda el reparto de dividendo a los accionistas mientras recorta plantilla. «No puede ser que unos hagan sacrificios para que otros puedan cobrar», denuncia.