Diario Sur

La EMT proyecta una plataforma exclusiva para autobuses desde El Palo

Las líneas de la EMT que llegan hasta la zona este transportan más de 11 millones de viajeros al año. :: sur
Las líneas de la EMT que llegan hasta la zona este transportan más de 11 millones de viajeros al año. :: sur
  • La actuación, que en una primera fase recibirá 425.000 euros de fondos europeos, ocupará dos carriles y ofrecerá preembarque

La puesta en funcionamiento de una plataforma exclusiva para autobuses urbanos entre el distrito Este y el Centro de Málaga es uno de los proyectos que el Ayuntamiento prevé financiar, en una primera fase, con el nuevo paquete de fondos europeos a gastar entre 2017 y 2022, y que supone un importe total de 18,75 millones de euros, incluida una aportación municipal de 3,75 millones. El desglose de estas inversiones fue presentado ayer por el alcalde, Francisco de la Torre; el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares; y el responsable de Programas Europeos, Pedro Marín, en una rueda de prensa en la que no se aportaron demasiados detalles sobre las actuaciones a financiar con este dinero de Europa con el argumento de que los proyectos no están todavía redactados. El equipo de gobierno municipal dispone de unos dos meses para presentarlos al órgano gestor de la estrategia de desarrollo urbano sostenible e integrada EDUSI.

La citada plataforma para autobuses entre El Palo y el Centro dispondrá a una partida de 425.000 euros que, según reconoció el alcalde, dará para los estudios previos «y alguna acción física», ya que se prevé que su coste sea más elevado. La Empresa Malagueña de Transportes (EMT) plantea esta plataforma como una infraestructura que sustituya a la línea de metro que estaba previsto establecer hacia el este de la capital. La intención de los responsables municipales es que tenga las características de los autobuses de tránsito rápido (Bus Rapid Transit, BRT), que disponen de carriles exclusivos, dotados incluso con estaciones para abonar el billete antes de subir al autobús, y semáforos priorizados.

Según pudo conocer este periódico, los estudios para implantar esta plataforma prevén que ocupe dos carriles de circulación -los situados en los extremos de la calzada, dejando el tráfico privado por el centro- en el eje que conforman el paseo de Sancha, la avenida del Pintor Joaquín Sorolla, la avenida de Juan Sebastián Elcano y la calle Almería hasta la zona de El Tintero, donde se baraja la implantación de un intercambiador de transporte para que los pasajeros de los autobuses de la costa oriental puedan hacer transbordo hacia esta nueva línea, mucho más rápida, ya que ningún otro vehículo podrá utilizar sus plataformas, que requerirán la remodelación de aceras y medianas. «Tendrá sus dificultades de encaje físico», reconoció el alcalde, quien advirtió de que deberá ser consensuada «con el tejido asociativo».

Otras medidas relacionadas con la movilidad urbana a financiar con los nuevos fondos europeos hasta 2022 (si bien su empleo podría ampliarse hasta 2024), son sistemas de intercambio de transporte entre las bicicletas y los autobuses urbanos, y entre estos y un nuevo servicio de alquiler de pequeños coches eléctricos para circular por algunas calles del Centro; la creación de la vía verde ciclista y senderista en el eje del Guadalmedina (pendiente aún de su autorización por la Consejería de Medio Ambiente); y la actuación para reducir el tráfico y potenciar el uso peatonal del eje de las calles Carretería y Álamos, a lo que se destinarán unos cuatro millones de euros en total.

Consenso vecinal

De la Torre recalcó que esta operación se hará «con total consenso con los vecinos y comerciantes», y Francisco Pomares recordó que el avance para reformar el planeamiento urbanístico del Centro Histórico contempla ya esta actuación. En concreto, este documento prevé que la calle Álamos quede reservada únicamente para el tráfico de residentes y taxis, y la calle Carretería sirva como acceso a los aparcamientos públicos y vías adyacentes de la zona, teniendo en Ollerías su vía de escape hacia el norte, al cambiarse su sentido actual.

Una ruta iluminada por las pinturas murales del siglo XVIII, la señalética de la Alcazaba y Gibralfaro, la redacción del proyecto para ampliar el Museo de Vidrio y realizar un centro de interpretación de la cerámica medieval, la creación de una sala de usos múltiples en el edificio del mercado de la Merced, la mejora de la calle Lagunillas y sus adyacentes, un centro de emprendedores en la plaza del Llano de Doña Trinidad y su remodelación, la reurbanización de la calle Trinidad Grund, la mejora de la plaza de la Religiosa Filipense Dolores Márquez (con la permanencia o no del servicio de comidas de los Ángeles de la Noche), un centro de mayores en la plaza de la Paula, mejoras urbanísticas en la zona de El Ejido, y la renovación del mercado de Salamanca en El Molinillo, para lo que se reservan 602.000 euros, son otras de las acciones previstas dentro de la estrategia de proyectos a financiar con los fondos europeos EDUSI.

El equipo de gobierno municipal tiene en esta vía de financiación europea, que empezará a gastarse a partir del año que viene, un pulmón económico para los próximos años. Responsables del Ayuntamiento de Cádiz, que no ha podido conseguir fondos por este canal, se reunieron al término de la rueda de prensa con los técnicos del Servicio de Programas Europeos de Málaga para obtener información y ayuda al respecto.