Diario Sur

La despensa de los olvidos

Los artículos depositados en esta oficina se custodian durante dos años y posteriormente son destruidos. :: sur
Los artículos depositados en esta oficina se custodian durante dos años y posteriormente son destruidos. :: sur
  • Vecinos anónimos y autoridades han hallado 3.986 pertenencias extraviadas en toda la ciudad desde que comenzó el año

  • La oficina de objetos perdidos logra devolver casi la mitad de los artículos encontrados

Llaves, móviles -algunos incluso de alta gama-, bolsos, bicicletas y hasta una trompeta o una máquina de café. La oficina municipal de objetos perdidos guarda una historia por cada uno de los 3.986 objetos que han pasado a formar parte de sus estantes. Gracias a la labor desinteresada que realizan cientos de vecinos anónimos, se ha logrado recuperar 1.503 carteras, 368 DNI y hasta 1.933 euros en efectivo.

En lo que va de año, la oficina municipal de objetos perdidos ha logrado devolver a sus propietarios más del 40% de los objetos que se habían extraviado. De los 3.986 artículos registrados en estas dependencias locales, 1.597 se han devuelto a sus verdaderos propietarios. Por contra, de 1.168 (29,30%) no se ha podido determinar la propiedad y seguirán allí un máximo de dos años, tiempo tras el cual serán destruidos. De los objetos cuya propiedad se ha podido identificar, 1.571, pertenecen a hombres y 1.247 a mujeres.

Estas dependencias situadas en el pasaje La Trini, junto a la calle Victoria 15, fueron visitadas ayer por la concejala de Servicios Operativos del Ayuntamiento, Teresa Porras, quien destacó la utilidad del servicio debido al alto número de artículos que se logran recuperar. «Es importante que los ciudadanos sepan que si se les extravía algún objeto, aunque esté sin identificar, acudan a esta oficina ya que en ella se registran más de un 50% de devoluciones».

Aunque la mayoría de los objetos son entregados por entidades como Adif, Correos, Metro Málaga, Policía Nacional y la Policía Local, sus responsables confiesan que todo es gracias a la labor de los ciudadanos, ya que son ellos los que suelen facilitar los artículos a las autoridades. «Cuando se trata de dinero en efectivo se mete en la caja fuerte del Ayuntamiento hasta que el dueño viene a buscarlo», detallan.

Según las estadísticas de la oficina, la mitad de los objetos proceden de vecinos de la capital, aunque también hay un 37% que son de gente de fuera de la provincia e incluso de ciudadanos extranjeros. Por nacionalidades, los residentes en Reino Unido, seguido de franceses, italianos y alemanes son los que más objetos han perdido. De todas las pertenencias extranjeras recuperadas, 252 se han enviado a sus correspondientes embajadas.

Y un dato curioso: a pesar de las circunstancias de crisis actual, el número de personas que devuelven los artículos que se han encontrado en plena calle ha crecido de forma exponencial. De hecho, si en 2010 se recuperaron 4.553 objetos, el año pasado entraron en las dependencias de la oficina 5.385. «La mayoría son de olvidos, la minoría son de robos», reseña Porras.