Diario Sur

Junta y Ayuntamiento ultiman un acuerdo para llevar el carril bici hasta El Morlaco

El trazado conectaría con el tramo desde El Morlaco hasta los Baños del Carmen.
El trazado conectaría con el tramo desde El Morlaco hasta los Baños del Carmen. / Fernando González
  • Ambas administraciones se reunirán el viernes para desbloquear el proyecto, que contempla el ensanchamiento del paseo marítimo para encajar la vía ciclista

La posibilidad de recorrer toda la zona Este de la ciudad en bicicleta sin tener que jugársela esquivando coches o peatones se antoja aún lejana, pero al menos sí que se atisba ya la opción de hacerlo al menos hasta los Baños del Carmen. Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Málaga se reunirán este viernes para tratar de desbloquear el tramo de dos kilómetros de carril bici que discurrirá por el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso desde Antonio Martín hasta El Morlaco, donde conectará con el trazado de 800 metros que llega hasta el antiguo balneario. Después del principio de acuerdo alcanzado a mediados de abril, ambas administraciones acuden al encuentro decididas a impulsar definitivamente esta actuación, siempre y cuando la Gerencia Municipal de Urbanismo le dé el visto bueno definitivo al proyecto presentado por la Consejería de Fomento, que es a la que compete ejecutar esta obra según el reparto pactado a través del Plan Andaluz de la Bicicleta, que contempla la creación de 68,5 kilómetros de vías ciclistas en la ciudad (50,77 para la Junta y 17,81 para el Consistorio, que ya tiene ejecutados 8 kilómetros).

Después de un año analizando distintas alternativas, la propuesta que ambas instituciones han consensuado consiste en ensanchar el paseo marítimo ganándole unos 2,5 metros a la arena (la Dirección General de Costas no pondrá pegas a la cesión de suelo, según fuentes municipales) mediante el recrecimiento del muro actual, que quedaría literalmente pegado a los chiringuitos. Ese nuevo espacio sería de uso exclusivo para los viandantes, ya que el carril bici se ubicaría en la parte más próxima a la calzada, junto a la zona ajardinada. Tanto en el Área de Movilidad como en Fomento coinciden en que ésta es la solución menos invasiva para el peatón y sin afección para el tráfico rodado, pero tiene como contrapartida que al tratarse de una obra eleva su coste.

2 kilómetros; 2,6 millones

En principio, la Junta cifró la inversión en unos 3,2 millones, ofreciéndose el Ayuntamiento a colaborar económicamente. Pero el proyecto redactado ahora por Fomento abarata su precio hasta los 2,6 millones, por lo que finalmente todo el presupuesto saldrá de las arcas autonómicas. De salir adelante la iniciativa, la intención del Ejecutivo autonómico es que la construcción de estos dos primeros kilómetros de los 50,77 que le corresponden pueda salir a concurso antes de que finalice el año.

Por su parte, el Área de Movilidad también pretende acometer en los próximos meses el tramo de un kilómetro que, continuando el itinerario del Centro, partirá desde la avenida de Cervantes a la altura del Rectorado hacia el paseo de Reding, calle Cervantes y Cánovas del Castillo hasta desembocar en el paseo marítimo.

Lo que sí que tendrá que esperar es la extensión del carril bici desde los Baños del Carmen hasta El Candado, que es el tramo más problemático ante la imposibilidad de encajarlo sin comerse aparcamientos o acerado. Para no paralizar el trazado en el que sí hay acuerdo, ambas administraciones coinciden en darle prioridad a la primera fase y seguir perfilando el resto, que en principio discurrirá por la calle Bolivia hasta el arroyo Jaboneros, donde continuaría por el paseo marítimo hasta la pasarela que cruza el arroyo Gálica. A partir de ahí se contemplan dos opciones: seguir por el litoral pese a la estrechez de un paseo repleto de terrazas o subir hacia la avenida Salvador Allende.