Diario Sur

Ciudadanos reclama el tren de cercanías al PTA y obras de conducción de agua para los Presupuestos Generales del Estado

Juan Cassá y Guillermo día, en la rueda de prensa de esta mañana.
Juan Cassá y Guillermo día, en la rueda de prensa de esta mañana. / P. R. Q.
  • Cassá y el diputado Guillermo Díaz exponen sus reclamaciones en Málaga sin que haya un gobierno con competencias

El portavoz de Ciudadanos en la Casona, Juan Cassá y el diputado en el Congreso de la nación Guillermo Díaz han dado una rueda de prensa esta mañana adelantándose a la creación de un gobierno con competencias al que reclaman dos proyectos clave para Málaga, que exigen se deberán incluir en los Presupuestos Generales del Estado 2017: se trata del tren de cercanías al PTA (uno de los espacios que el equipo naranja defiende a capa y espada) así como las conexiones hidráulicas para abastecer de agua a toda la provincia, de tal forma que cuando haya sequía no se tenga que recurrir a los camiones de agua, como puntualizaron tanto Cassá como Díaz.

Para Díaz el tren de cercanías al PTA, combinado con el metro, es uno de los asuntos capitales de la ciudad de Málaga, así como terminar las obras de la conducción Málaga-Costa del Sol, en su tramo Campanillas-Alhaurín de la Torre para abastecer de agua a estos municipios, “que aunque había presupuestados 700.000 euros este año de un coste total de 17 millones no se ha ejecutado nada”, como explicó Díaz. Abundó el diputado de Ciudadanos en que se deben realizar obras para aumentar la capacidad de almacenaje de agua la ETAP Pilones, de la que había presupuestados este año 16,7 millones del total de 23 millones; y por último la conducción Pilones-El Atabal, que también tenía contaba con una partida de 12,3 millones de los 16,4; proyectos todos en los que no se ha invertido nada, como subrayó. “El agua es un bien esencial”, puntualizó Díaz.

En cuanto a obras en el Puerto, el diputado naranja se congratuló de que ya esté en marcha, por lo menos, las del Centro Oceanográfico de Málaga e indicó que van a estar vigilantes para que el Estado facilite todo el papeleo necesario para la construcción del hotel de lujo en el dique de Levante.

En cuanto la Cultura, Díaz también felicitó la futura apertura del Museo de Málaga en la Aduana, aunque se hiciera muy fuera de plazos y consideró esencial que se abra la Biblioteca de San Agustín, “un edificio cuyo deterioro empieza a ser muy preocupante”. Sabida su antigua dirección de los cines Albéniz, el diputado de Ciudadanos subrayó que otra de las negociaciones de su grupo en el Congreso estaban en la línea de fortalecer el Festival de Cine Español, que ahora se llamaría en Español de Málaga, de forma de que el Gobierno aumentara su dotación anual.

En infraestructuras, el diputado naranja repasó como necesario el acceso norte al aeropuerto, que posibilitaría que todos los habitantes del Valle del Guadalhorce pudieran llegar con más facilidad, así como el alta velocidad a Granada, que uniría Málaga con la ciudad de la Alhambra en 45 minutos. Otro asunto de importancia, sería el ‘by-pass’ o la conexión Málaga Sevilla a través de Almodóvar del Río, que costaría 50 millones frente a los 200 que se han desperdiciado en obras para unir las dos ciudades, “que están criando hierbajos”.

Por último, Díaz recordó la situación “lamentable” de los Baños del Carmen, e incidió de forma irónica en que desde que existen los Presupuestos Generales del Estado cuenta con una partida que nunca se acomete, y expresó que había que insistir y negociar a ver si el futuro gobierno tiene intención de verdad de invertir en este espacio emblemático.

A juicio de Cassá, los Presupuestos Generales del Estado de 2016 “fueron derrotistas y continuistas”, y expresó que desde su formación se trabajará duro para que Málaga tenga las partidas que se merece. “Hemos demostrado que somos el partido del desbloqueo porque hacemos una oposición responsable y constructiva”, abundó Díaz para explicar cuál es el posicionamiento de su grupo en el Congreso de los Diputados.