Diario Sur

El puerto vive una de las semanas con más tráfico de graneles del año

Tres de los mercantes, ayer en el muelle 9. :: sur
Tres de los mercantes, ayer en el muelle 9. :: sur

El puerto de Málaga está viviendo un momento dulce en el segmento del transporte de graneles. Aunque las cifras están todavía por debajo de las previsiones, el cambio de modelo productivo de Noatum, concesionaria del muelle de carga número 9, ya refleja una notable mejoría de los datos con respecto a los ejercicios anteriores, que estuvieron marcados por la crisis y la pérdida del mercado de los contenedores. Prueba de este resurgir es el escenario que se ha planteado esta semana, en el que han coincidido un total de cinco barcos, que han descargado en la capital hasta 75.000 toneladas de diversos productos.

La mayor operativa la ha protagonizado el buque Nord Traveller, con el que se han movilizado unas 44.000 toneladas de clínker, que han sido cargados para su exportación desde la fábrica de cementos de La Araña. Ha permanecido en la capital durante tres días. Le sigue el Karsiyaka, que llegó el 29 de septiembre y permaneció amarrado hasta ayer. Ha supuesto una descarga de 19.800 toneladas de pipa de girasol en Málaga.

Por su parte, el Estime amarró en el muelle 6 entre los días 5 y 6 y ha dejado en tierra unas 4.200 toneladas de abono. A bordo del Meerdijk, que ha permanecido los mismos días en el muelle 9, han llegado a la ciudad un total de 4.000 toneladas de altramuces. Por último, el Dicle Deniz ha permanecido entre el 4 y el 6 de octubre en el muelle 7, y ha descargado 3.000 toneladas de melaza.

En aumento

El Puerto de Málaga va a cerrar uno de los mejores años en cuanto a tráfico de graneles de su historia reciente. Entre los meses de enero y agosto movió casi 1,1 millones de toneladas, frente a las casi 650.000 del mismo periodo del año anterior, lo que supone un incremento cercano al 70%, que ilustra la recuperación de la actividad logística.

En términos generales, la Autoridad Portuaria ha constatado un fuerte incremento, con un movimiento de 1,9 millones de toneladas entre los meses de enero a agosto, lo que supone un 53,6% más que el año anterior, según los datos de esta institución. El tráfico de graneles líquidos logra duplicarse, gracias a la terminal de combustible de Oil Distribution Terminals (ODT). El de contenedores en tránsito, con un aumento del 320%, está asociado a las nuevas operaciones que la naviera Maersk ha efectuado durante los últimos meses. Asimismo, uno de los servicios más consolidados, el de vehículos de importación, continúa al alza, con un movimiento de 40.177 unidades (16,8% más).