Diario Sur

Navegación Aérea pide que el avión de vigilancia deje de sobrevolar Málaga de noche

Este es el avión que ha estado sobrevolando la capital estos días.
Este es el avión que ha estado sobrevolando la capital estos días. / BOKERONCITO 1983
  • Tras el revuelo generado en la capital por el estruendo y su escasa altura propone que las esperas para tomar tierra se hagan en la zona del puerto

El revuelo en torno a los vuelos nocturnos sobre la ciudad, según viene contando SUR, ha llegado a un punto tal que ha llevado a intervenir a Enaire. El organismo gestor de la navegación aérea en España,como también la Subdelegación del Gobierno, han confirmado las informaciones de este periódico, acerca de la actividad del avión que ha sobrevolado la ciudad las pasadas noches, un turbohélice ATR-42, perteneciente a la Guardia di Finanza de Italia, que estos días está operando con frecuencia en el Mar de Alborán.

Ante la inquietud generada entre numerosos ciudadanos por su presencia, la entidad estatal se ha dirigido al piloto (perteneciente a la Guardia Civil y, por tanto, al Ministerio del Interior) para pedirle que, en la medida de lo posible, realice las esperas para aterrizar sobre la zona del puerto, y no sobre las zonas pobladas. Así lo expuso un portavoz de esta institución, que reconoció que el aparato, que lleva varios días de actividad intensa, estaba ayer hacia las 23.00 horas en el llamado PE1, un punto de entrada de vuelos visuales (no guiados por radar como los comerciales) situado sobre la capital, precisamente aguardando su turno en la intensa cola de tráfico comercial para aterrizar en Málaga. Es habitual que la aeronave baje a repostar en la ciudad durante sus operaciones sobre alta mar, y también hace escalas en la Base Área.

Las salidas que realiza estos días se enmarcan en la llamada operación Indalo, que se desarrollará desde finales de julio hasta octubre en aguas de Málaga, Cádiz, Granada, Almería y Murcia, y en la que participan efectivos de España, Italia, Francia, Bélgica y otros países de la UE, coordinados por la Agencia Europea de Fronteras (Frontex). Su principal cometido es el control de la inmigración ilegal, así como el auxilio y rescate de los inmigrantes a bordo de pateras.