Diario Sur

La playa de La Malagueta, a oscuras

Vista de la playa de La Malagueta.
Vista de la playa de La Malagueta. / J. M. A.
  • El apagado de las luces a partir de las doce de la noche incrementa la inseguridad en la zona

Por el tiempo que estamos disfrutando nadie lo diría, pero el caso es que el verano ya ha pasado y quizás debido al cambio de estación sucede lo que nos cuenta Ana Sierra. Esta ciudadana se queja de que se apaguen las luces de la playa de La Malagueta a las doce de la noche, algo que dice está perjudicando a los negocios allí instalados, a los vecinos y a los transeúntes, pues afirma que se sienten más inseguros. «No sé por qué están apagando las luces de la playa de La Malagueta a las doce de la noche con el peligro que ello conlleva», dice. «Ya el otro día hubo que llamar a la policía porque con la oscuridad algunos aprovechan para hacer botellón en las isletas donde están las palmeras». Asegura esta ciudadana que desde que se apagan las luces a esa hora están proliferado los robos y asaltos, de los que dice suelen ser víctimas parejas de jóvenes que transitan por la zona. Añade que los negocios existentes en la playa también se sienten perjudicados por el apagado de las luces por la noche. «Apagando la luz nos están perjudicando a todos, a los negocios, a los vecinos y a los que vienen a pasear por aquí», dice al tiempo que se queja de la poca presencia policial en la zona.

Quizás se trate de algo puntual o que, como hemos dicho, con el final del verano se haya optado por no mantener encendido el alumbrado público de las playas para ahorrar luz.

Pintadas en la plaza de toros.

Pintadas en la plaza de toros. / J. M. A.

Plaza de Toros: señal inclinada y pintadas en el coso

La plaza de Toros de La Malagueta sigue siendo un reclamo para los turistas que nos visitan. La entrada a la plaza para los turistas que deseen visitar el coso y el museo taurino que hay en su interior se realiza por la plaza Antonio Ordóñez, por la puerta 8, la que que hay junto a los corrales. Pues bien, al lado hay una señal que aparece inclinada al haber recibido algún golpe y con riesgo de caer. En la fachada del coso también se pueden observar pintadas antitaurinas tales como «asesinos» y «cobardes» que deslucen el recinto, que no olvidemos se trata de un Bien de Interés Cultural. Así que esas pintadas –que se aprecian han debido ser borradas en un primer momento y han vuelto a ser realizadas de nuevo sobre la misma zona, a juzgar por las capas de diferentes pinturas que se aprecian– no se pueden considerar un acto de libertad de expresión, como alguien pudiera argumentar, sino más bien vandalismo puro y duro y atentado al patrimonio. Hay que recordar que en 1976 la plaza de toros fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, coincidiendo con el centenario de su inauguración, y ya en 1981, Bien de Interés Cultural.

Juan Valera: ratas

María Luisa es una vecina de la calle Juan Valera que pide al Ayuntamiento que acuda a esta calle, esquina Rosalía de Castro, para desratizar la zona ante la presencia de ratas que salen de las alcantarillas.

Para estos casos, los ciudadanos deben llamar al teléfono 900 900 000 y dejar aviso al servicio de control de plagas, que se pondrá en contacto con el ciudadano que requiera este servicio para que de esta forma intervengan en el punto exacto, ya que es la forma más efectiva de actuar.