Diario Sur

El SAS mejora las unidades de cuidados intensivos de Carlos Haya y el Clínico

La delegada de Salud, en la unidad de cuidados intensivos del Clínico, con profesionales del hospital.
La delegada de Salud, en la unidad de cuidados intensivos del Clínico, con profesionales del hospital. / SUR
  • Las obras se han centrado en ofrecer más confortabilidad y seguridad a las UCI, con una inversión de 120.000 euros

Las obras llevadas a cabo a lo largo de este verano en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales Regional Carlos Haya y Clínico Universitario han supuesto una mejora de las instalaciones, sobre todo en los apartados de confortabilidad y seguridad. El importe destinado a los trabajos asciende a 120.000 euros. Esas actuaciones se encuadran en el plan de mantenimiento de mejoras de infraestructuras y equipamiento que ejecutan a lo largo del año de forma continua en ambos hospitales malagueños del SAS.

Las obras han consistido en la reparación en pavimentos de suelo, paredes, sustitución de luminarias, actualización de tomas de oxígeno y gases, sistemas eléctricos, así como mejoras en condiciones de climatización de estancias, renovación de equipos informáticos y de mobiliario, entre otros.

La delegada provincial de Salud, Ana Isabel González, visitó la unidad de cuidados intensivos del Clínico. La dirigente sanitaria estuvo acompañada por el director médico del centro hospitalario, José Antonio Medina; la subdirectora médica, Eva Fragero;el director de enfermería, Cipriano Viñas, y la subdirectora de enfermería del Clínico, Erika Montoro. González hizo un recorrido por las áreas reparadas en el área de polivalente de esa unidad, con el objetivo de mejorar las instalaciones y optimizar las condiciones de confortabilidad y de seguridad de los pacientes ingresados. La delegada destacó el trabajo que se ha hecho y escuchó las explicaciones que le ofrecieron los directivos que la acompañaron en la visita a las instalaciones.

Por otro lado, en el área de cuidados intensivos de Carlos Haya se ha efectuado también la reparación prevista en tres de sus módulos. Las actuaciones de remodelación de instalaciones en las UCI de los hospitales «se han llevado a cabo en las mejores condiciones de aislamiento y de seguridad para minimizar las molestias y repercutir lo menos posible en el normal funcionamiento de estas unidades», según explicaron desde la Delegación Provincial de Salud.

Módulos y camas

El área de cuidados intensivos del Hospital Regional Carlos Haya cuenta con cinco módulos de atención especializada, con un total de 38 camas. Por otro lado, esa área del Clínico Universitario dispone de tres módulos y 18 camas.

En un comunicado difundido por la Delegación Provincial de Salud se explica que previamente a la ejecución de estas actuaciones, se celebraron reuniones con los responsables de la subdirección de Mejora Continua y Confortabilidad de ambos centros hospitalarios y con los profesionales de las distintas unidades asistenciales afectadas por las obras, con la finalidad de planificar de forma consensuada el calendario de los trabajos. El objetivo era garantizar en todo momento que las obras no interfirieran en el trabajo habitual que se realiza en las zonas donde se acometieron las mejoras, sobre todo teniendo en consideración que las unidades de cuidados intensivos requieren de una tranquilidad y unas condiciones especiales por el estado de gravedad que tienen los pacientes ingresados.

Temas