Diario Sur

Greencities coloca a los ciudadanos en el centro de la innovación tecnológica

Representantes institucionales y empresariales, ayer durante la inauguración. :: álvaro cabrera
Representantes institucionales y empresariales, ayer durante la inauguración. :: álvaro cabrera
  • Instituciones, empresas y alcaldes de España y Latinoamérica apuntan a la participación y el uso social como claves del desarrollo de las ciudades

Los ciudadanos tienen que estar en el centro de la innovación tecnológica urbana. El arranque de la séptima edición del Foro Greencities, que se celebrará hasta hoy en el Palacio de Ferias de Málaga, sirvió ayer para que instituciones, empresas y alcaldes de España y Latinoamérica pongan de manifiesto la necesidad de que la participación y el uso social de la tecnología sean claves del desarrollo de las ciudades del futuro.

En una primera cita, moderados por el director de SUR, Manuel Castillo, los regidores de Málaga, Sevilla, L'Hospitalet, Punta del Este (Uruguay) y Cartago (Costa Rica) expusieron su visión de las ciudades inteligentes. «No hay nada más exigente que un ciudadano con un móvil», introdujo Castillo, que preguntó a los ponentes sobre el papel de los ciudadanos y los retos más inmediatos. Al respecto, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, destacó la labor de participación y el componente social de la innovación con proyectos en transporte público y otros como el Banco de Tiempo y la puerta única para personas sin hogar.

El más firme defensor de esta visión fue Juan Espadas, regidor de Sevilla, quien destacó el «enfoque social» de la innovación, para abordar «problemas y necesidades no cubiertas por las empresas». Así, abogó por aplicaciones en los servicios sociales, que ayuden a cambiar la vida de personas con dificultades y a reducir la brecha digital, en barrios con problemas de empleo y para el impulso de la economía colaborativa. «Innovación tecnológica para la innovación social», reivindicó Espadas. La alcaldesa de L'Hospitalet, Nuria Marín, puso el acento en que cada vez hay más personas mayores que es necesario atender mediante la tecnología además de ayudarlos a su inmersión digital.

Desde el otra orilla, el alcalde de Cartago (Costa Rica), Rolando Rodríguez, reconoció que la información al ciudadano sobre prioridades de gobierno es clave para el desarrollo de los planes estratégicos. Mientras que el máximo responsable de Punta del Este (Uruguay), Andrés Jafif, introdujo la necesidad de implicar a los residentes extranjeros, «que pagan sus impuestos y quieren ver resultados».

Necesidades reales

«La apuesta por la inclusión de la tecnología en la gestión de los servicios públicos de las ciudades y pueblos es una necesidad donde no basta con crear aplicaciones o dispositivos de última generación, hay que poner la innovación al servicio de la ciudadanía, ofreciéndole prestaciones que hagan más habitable el lugar en el que viven». En estos términos se expresó durante la inauguración el consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, al tiempo que animó a las empresas relacionadas con la industria de 'smart cities' a proyectar su actividad hacia la exportación.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo, dio un paso más: «Gracias a la tecnología podemos prestar los servicios de antes de una manera más eficiente, pero también prestaremos servicios nuevos que hoy no podemos imaginar, apoyados en nuevas redes de datos y de sensores». El directivo del Ministerio de Industria, que participa por primera vez como patrocinador del foro, destacó que Málaga está a la cabeza de las ciudades inteligentes españolas.

Desde el sector privado, Juan Marín, director de Ciudades para España y Portugal de Kapsch TrafficCom, multinacional líder en el sector de la movilidad inteligente, puso de relieve que el objetivo de este desarrollo tecnológico no es otro que incorporar a la ciudad sistemas «que nos ayuden a gestionar mejor para quien realmente tiene derecho a la movilidad, que son el ciudadano y el visitante». A lo que añadió: «Trabajar con esta inteligencia para tomar decisiones y que sea realmente útil al ciudadano es uno de los grandes retos a corto plazo en esta década».