Diario Sur

El Clínico aplica cada año más de 400 técnicas para tratar arritmias cardiacas

  • El 60% de los pacientes consiguen solucionar su dolencia mediantela utilización de un procedimiento mínimamente invasivo

La sección de arritmias de la unidad del corazón del Hospital Clínico hace cada año más de 400 ablaciones cardiacas en pacientes con una arritmia cardiaca. De esa cifra, aproximadamente 120 están relacionadas con la fibrilación auricular. De estas últimas, más del 60 por ciento de los enfermos consiguen solucionar este tipo de arritmia, cada vez más frecuente, mediante este procedimiento mínimamente invasivo, según dijo ayer la delegada provincial de Salud, Ana Isabel González.

La dirigente sanitaria visitó la unidad de arritmias y estuvo acompañada por el gerente de los hospitales públicos de Málaga, Emiliano Nuevo; el director de enfermería de ambos centros, Cipriano Viñas; el director médico del Clínico, José Antonio Medina, y el jefe del servicio de la sección de arritmias, Javier Alzueta.

La técnica de la ablación cardiaca consiste en llevar a cabo el aislamiento eléctrico de las venas pulmonares para el tratamiento de la fibrilación auricular, que es uno de los tipos de arritmia más frecuente y más complejo de abordar. La práctica clínica de este procedimiento reduce sensiblemente los riesgos del paciente y facilita su recuperación respecto a otros tratamientos convencionales.

«La sección de arritmias comenzó su actividad asistencial hace 20 años;desde entonces ha ido incorporando las técnicas más avanzadas, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de estas dolencia y ha mantenido una destacada actividad formativa, docente e investigadora, que ha ido aumentando de forma progresiva», explicó Ana Isabel González.

Por otro lado, desde hace seis años, y gracias a la renovación del equipo tecnológico con la dotación de una segunda sala para este tipo de intervenciones, además de la apertura hace tres años de un hospital de día, la sección de arritmias ha conseguido duplicar su capacidad y su rendimiento asistencial.