Diario Sur

El PSOE se moviliza para exigir al PP un plan de choque de limpieza en todos los distritos de Málaga

  • Los socialistas consideran que "la suciedad, el principal problema de la ciudad, se está convirtiendo en una epidemia"

El PSOE de Málaga ha iniciado este miércoles una nueva movilización para exigir al equipo de gobierno del PP en todos los distritos de la capital un plan de choque de limpieza, al considerar que "la suciedad, el principal problema de la ciudad, se está convirtiendo en una epidemia".

Concejales socialistas y vocales de distritos del PSOE han presentado iniciativas en las once juntas municipales de la capital, pidiendo actuaciones urgentes en aquellas zonas más degradadas y con mayores problemas de suciedad de la ciudad, que integre acciones de limpieza de contenedores, baldeo de calles, retirada de muebles o eliminación de pintadas.

Así, en el distrito Carretera de Cádiz, la viceportavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Estefanía Martín Palop, y la concejala socialista Begoña Medina han alertado de que "la suciedad, el principal problema de la ciudad, se está convirtiendo en una epidemia que se alarga en el tiempo y afecta a la práctica totalidad de los malagueños", por lo que han instado "una vez más" al alcalde, Francisco de la Torre, "a implicarse de manera directa en solucionar los problemas de la ciudadanía".

Martín Palop ha asegurado que "no sólo es un problema de gestión y de eficacia municipal entre lo mucho que gastamos y el servicio pésimo que recibimos, sino que es un problema de índole medioambiental y de salud para la ciudadanía", por lo que ha afirmado que "el PSOE no va a dejar en ningún momento de exigir al equipo de gobierno del PP que ponga fin al malestar de los malagueños".

"El equipo de gobierno del PP se tiene que centrar en este problema de una vez por todas y darle solución, a lo que el PSOE va a contribuir con iniciativas y propuestas como lo venimos haciendo. El problema de las calles sucias afecta a todos los distritos y a todos los barrios, a lo que hay que añadir que a final de verano y principio de otoño la ciudad se encuentre en una situación inaceptable, afectando directamente a la calidad de vida y el bienestar de los malagueños", ha dicho.

La viceportavoz socialista ha denunciado que la respuesta que reciben los vecinos ante las quejas por suciedad por parte del Ayuntamiento "es que no se puede hacer más, como si el problema de suciedad en Málaga fuera algo ajeno a la gestión del PP", por lo que ha subrayado que "esta inacción y constante actitud de dar la espalda a los problemas de la gente tiene que acabar".

"Málaga necesita que los servicios básicos no solamente se concentren en la zona que es escaparate de la ciudad, sino que deben concentrarse en las zonas donde vive la gente, que es donde se deben dar las condiciones de bienestar y calidad de vida", ha añadido.

Finalmente, Martín Palop ha señalado que desde el PSOE no quieren que el debate sobre la finalización del contrato de Limasa en 2017 o sobre el modelo de la empresa "no permita solucionar los problemas cotidianos de la gente", por lo que ha apostado por un debate paralelo.

Por su parte, la edil socialista Begoña Medina ha asegurado que la situación de suciedad llega a ser "desesperante para los vecinos, que ven cómo sus calles no son baldeadas durante meses o años, cómo los contenedores no se limpian o cómo la falta de limpieza de las calles afecta directamente a los comerciantes, que se ven obligados en muchos casos a limpiarlas ellos mismos".

Medina ha recordado que el PSOE impulsó en 2012 la campaña #AlcaldeLimpiaMLG que ahora retoman los socialistas, con la que se consiguió que el equipo de gobierno del PP impulsara algunas acciones de limpieza puntuales. "Aquello pasó y ahora estamos en la misma situación", ha dicho.

Así, la concejala ha adelantado que el PSOE llevará a la próxima Comisión de Sostenibilidad Medioambiental una moción que recoge lo que los socialistas registran este miércoles en los once distritos de la ciudad, con la que además de solicitar el plan de choque de limpieza, exigen al equipo de gobierno del PP que éste se pague con la deuda de 1,4 millones de euros que mantiene el Ayuntamiento con los socios privados con Limasa desde 2014.

"Entendemos que con esta cantidad se podría actuar de forma inmediata y así evitamos que nos pongan la excusa de que no hay dinero para limpiar a fondo nuestra ciudad", ha dicho.

La edil ha insistido en que "la mayoría de los malagueños reconoce que Málaga está sucia". "Asistimos una vez más a la inoperancia del PP en el Ayuntamiento, que no quiere dar respuesta a este problema que arrastramos desde hace tiempo y se ha convertido en insostenible. Nos gastamos cada año 90 millones de euros en limpieza y los resultados son a toda luz invisibles", ha concluido.