Diario Sur

Málaga paga el peaje de la estacionalidad y sufre la segunda mayor subida del paro del país

  • Septiembre, el mes que marca el fin de la temporada turística, deja 2.873 parados más y 6.251 cotizantes menos en la Seguridad Social

El verano quedó atrás y, para muchos malagueños, también la posibilidad de llevar un sueldo a casa. La provincia paga puntualmente, como cada otoño, la factura de la estacionalidad turística; una factura que se computa en términos de destrucción de empleo y subida del paro. Tras seis meses seguidos de bajada del desempleo, septiembre se saldó con un aumento de 2.873 personas inscritas en la lista del SAE en Málaga. Se trata del segundo mayor repunte vivido en dicho mes en toda España. El primero lo marcó otra provincia andaluza y turística: Cádiz, que sumó la friolera de 6.458 parados.

Málaga inicia así el cuarto trimestre con 163.201 desempleados, de los que casi la mitad son de larga duración y el 56%, mujeres. La subida de septiembre, que en términos porcentuales es del 1,8%, es inferior a la del mismo mes del año pasado (+4.447). Cabe pensar que la prolongación de las buenas cifras de ocupación en los hoteles de la Costa del Sol durante el pasado mes ha podido paliar el repunte del paro, al igual que ocurrió en agosto, un periodo que suele dejar malos datos laborales por el fin de muchos contratos del sector turístico, pero que este año se saldó en Málaga con descenso del desempleo.

Como era de esperar, el sector servicios fue el responsable casi exclusivo del repunte del desempleo, pues empujó a 3.760 personas a la cola del SAE en septiembre. En cambio, el paro bajó en los demás sectores productivos, encabezados por la construcción, con 704 demandantes menos. La agricultura también contribuyó con 333 desempleados menos y la industria, con 47. En cambio, el colectivo sin empleo anterior se incrementó en 197 personas.

En septiembre hubo, de media, 560.110 personas trabajando y cotizando a la Seguridad Social en Málaga. Son 6.251 menos que el mes anterior, es decir, agosto. Esta fuerte caída del empleo se debió al fin de los contratos veraniegos en la hostelería y el comercio, como se comprueba en las estadísticas que brinda el Ministerio de Empleo. Así, en el ramo de la hostelería cayó la afiliación en 4.260 trabajadores asalariados, a los que se suman otros 2.436 que perdió el comercio en la provincia.

Con todo, hubo sectores que crearon empleo en septiembre, aunque no con la potencia suficiente como para compensar toda la destrucción de puestos de trabajo ocasionada por el fin de la temporada turística. La educación, por ejemplo, incrementó su afiliación media en 851 personas respecto al mes de agosto, y la construcción en 469.

Contraviniendo la tendencia general, el empleo autónomo siguió aumentando en septiembre en la provincia. Son ya 109.639 los profesionales que aportan a este régimen especial de afiliación a la Seguridad Social en Málaga, 110 más que en el mes de agosto.

Buen dato interanual

Estos malos datos coyunturales contrastan con la positiva evolución interanual que siguen registrando tanto el desempleo como la afiliación a la Seguridad Social. Así, en septiembre la provincia contaba 15.716 desempleados menos que hace un año (-8,8%) y 22.705 cotizantes más (+4,2%). La mejoría del mercado laboral se ha acelerado, puesto que en el anterior año móvil (entre septiembre de 2014 y septiembre de 2015) la bajada del paro fue de 8.501 personas, es decir, la mitad.

Eso sí, los últimos datos confirman que el empleo que se crea en la provincia sigue estando marcado por la temporalidad. Pese al moderado crecimiento de los contratos indefinidos, éstos siguen representando el 4% del total de colocaciones en la provincia.