Diario Sur

Luna quiere ser artista

Luna Lázaro, alumna de sexto de Primaria, ayuda a pintar el mural de Carlos Casado, una portería multicolor.
Luna Lázaro, alumna de sexto de Primaria, ayuda a pintar el mural de Carlos Casado, una portería multicolor. / Paula Hérvele
  • El alumnado del colegio Ciudad de Mobile colabora con la iniciativa de estudiantes de Bellas Artes que decoran el centro con murales

Queda una hora para el recreo, pero los alumnos de sexto de Primaria salen al patio con su profesor y tutor Carlos Robles. Algunos cogen pinceles y los tarros de pintura y se ponen a repasar con cuidado sobre el dibujo trazado en la pared siguiendo las indicaciones de Carlos Casado, graduado en Bellas Artes por la UMA. «Lo están haciendo perfecto, con mucho cuidado y, gota que cae, gota que limpian», explica sin apartar la mirada de la pared sobre la que un grupo de alumnos pinta con llamativos colores.

Luna Lázaro Santiago utiliza con soltura el pincel y va dando color naranja a la propuesta de Carlos Casado, recreación de una portería de fútbol alrededor de la cual crecen formas orgánicas con colores llamativos creando una atención en el espectador que incita a practicar el deporte. Luna dice que quisiera ser artista y lo que más le gusta del mural que está ayudando a pintar es que «es muy alegre» y se presta a la «imaginación, que es libre». A su lado, Cristian duda entre ser «pintor o policía».

En otra pared del patio, Cristina Maqueda pone color a una frase de Teresa de Calcuta. Y sobre andamios móviles, Francisco García Coronado plasma en su mural la imagen de Picasso. La otra gran pared del centro estará ocupada por el divertido monstruo que dibuja Alejandro Ruiz.

La comunidad educativa del Ciudad Mobile se puso en contacto con este grupo de artistas, estudiantes o ya graduados en Bellas Artes, reunidos en una asociación sin ánimo de lucro, Stroke Art. Jonatan Sánchez, vicepresidente de la asociación, explica que fue una profesora del colegio la que se puso en contacto con ellos para exponerles su idea de colaboración artística. «Nos dijeron que querían una serie de murales basados en las competencias educativas, la educación en valores o la cultura de la paz». El colegio -situado en la barriada de La Roca- muestra una gran diversidad cultural y la comunidad educativa entendió que el arte puede ser una herramienta que ayude a la convivencia entre los alumnos.

Carlos Robles, el tutor de sexto, explica que llevan dos años madurando esta iniciativa, buscando a los pintores y empresas colaboradoras. «El cambio estético en el colegio es sustancial, de una pared vacía pasamos a una obra de arte, y esto transmite algo, nos es muy útil para trabajar las emociones», comenta el profesor.

No es la primera intervención urbana de Stroke Art. Anteriormente han trabajado en el colegio García Lorca, para el Ayuntamiento de Málaga o en Torremolinos. Su próxima parada, la Fiesta en el Aire de Arriate. Stroke Art está integrado por Carlos Casado, Cristina Maqueda, Cristina Alarcón, Julio Anaya, Vanesa Palomo, Enrique Sánchez, Miguel Saura, Jonatan Sánchez, María Vera, Gonzalo Vera, Iván Pérez y Alejandro Villalobos, todos ellos estudiantes o ya graduados en Bellas Artes por la UMA.