Diario Sur

Condenan a un hombre por dejar incapacitado a otro tras darle un puñetazo en la cara

  • El procesado, al que se le ha impuesto una pena de dos años de prisión, pegó a la víctima, que se golpeó la cabeza contra el suelo y sufrió un traumatismo craneoencefálico

La Audiencia Provincial ha condenado a un hombre que, en el transcurso de una pelea, propinó un puñetazo en la cara a un oponente, que cayó al suelo y se golpeó la cabeza contra el pavimento. A consecuencia de las lesiones, la Seguridad Social decretó incapacidad permanente, según se recoge en la sentencia.

Los hechos tuvieron lugar el 28 de agosto de 2011. La pelea se inició en un bar de la capital, aunque continuó en el exterior. Cuando ya parecía que todo había acabado, la víctima y uno de sus oponentes iniciaron un forcejeo, sujetando el primero al segundo. Así, fue el procesado quien, con la intención de menoscabar la integridad física del perjudicado le propinó un puñetazo en la cara para que soltase a su amigo.

La víctima, siempre según se recoge en la sentencia, cayó al suelo y se golpeó en la cabeza, sufriendo, entre otras lesiones, un traumatismo craneoencefálico severo con una hemorragia subcranoidea y una fractura. De estas heridas, tardó en curarse 246 días, estando todos ellos incapacitado para desarrollar sus ocupaciones habituales.

Además, a consecuencia de dichas lesiones, la víctima sufre alteraciones del comportamiento que se manifiestan en déficit de la atención y la memoria, escasa tendencia a la frustración, desorientación, descoordinación y otras secuelas. Por ello, la Seguridad Social decidió declarar la incapacidad permanente para la profesión habitual del procesado.

Los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia malagueña han condenado al procesado a un año y medio de prisión por un delito de lesiones imprudentes y a seis meses más por otro de lesiones dolosas. Asimismo, deberá indemnizar a la víctima con 171.352 euros.