Diario Sur

El alcalde insiste en su negativa al tranvía hasta el Civil en un encuentro organizado por vecinos

Aspecto de la sala en la que se celebró ayer el encuentro organizado por la plataforma.
Aspecto de la sala en la que se celebró ayer el encuentro organizado por la plataforma. / Ñito Salas
  • De la Torre defiende el ‘metrobús’ durante un acto que se convirtió en un debate entre políticos del PP, Málaga Ahora y Ciudadanos

El alcalde de Málaga ha vuelto a manifestar su oposición a que se construya el tranvía hasta el hospital Civil y ha insistido en su idea de que el ‘metrobús’ sería la forma de resolver la conexión en la zona. Durante un encuentro organizado por la plataforma ‘No al tranvía al hospital Civil y sí al metro hasta el PTA y Campanillas’, mostró su confianza en que el consejero de Fomento respete la opinión de los vecinos y no imponga la infraestructura en superficie.

Ante un auditorio lleno (más de un centenar de personas) y que por momentos se convirtió en un debate entre políticos, el regidor afirmó que el Ayuntamiento no toma esa decisión «por capricho ni por complicar la vida a la Junta» sino porque existen alternativas que pueden «facilitar que tenga más viajeros, porque ahora tiene una cifra baja y le cuesta muy caro a la Junta». En este sentido, recordó que en la última reunión con el consejero, el pasado 16 de julio, le presentó una documentación en la que se explicaban las ventajas del ‘metrobús’ y que aún no le ha contestado. «El consejero da mensajes contradictorios, pero yo me quiero quedar con las opiniones que son más favorables», apuntó.

Insistiendo en su proyecto de metrobús, De la Torre recordó que es una opción con mayor flexibilidad de movimientos y compatible con otras líneas de autobús. Con unas transparencias mostró el recorrido que realizaría esta línea. «Ya planteamos esa opción antes de noviembre de 2013 porque permite no crear problemas de aparcamiento ni de rigidez», dijo.

Al encuentro celebrado en la Junta de Distrito de Bailén Miraflores acudieron responsables de los diferentes partidos políticos, salvo PSOE y Málaga para la Gente, por lo que terminó convirtiéndose en una especie de debate entre partidos. Tras las palabras del alcalde intervino el concejal no adscrito en el Ayuntamiento, Juan José Espinosa, quien afirmó que los sobrecostes del proyecto «son brutales» y que él propondrá paralizar la línea 2 y poner en marcha un plan integral de movilidad sostenible. Igualmente, el concejal de Ciudadanos, Alejandro Carballo, dijo que lo verdaderamente urgente sería construir la línea al PTA y dejar la del Civil en ‘stand by’ hasta que no haya recursos para hacerla bajo tierra. Por último, la concejal de Málaga Ahora, Isabel Jiménez, se quejó de la falta de información y de que «se han hecho las cosas de espaldas a los vecinos».

El propio alcalde también se quejó de la «opacidad, oscuridad y falta de datos de la Junta desde hace 13 años» y recordó que por este motivo el Consistorio ha ganado un pleito «y iremos a los que hagan falta para defender los intereses a Málaga». El acto concluyó con un turno de palabras en donde lo mismo se le pidió responsabilidades por la falta de limpieza, se gritó en contra del PSOE e incluso se acusó al alcalde de no colaborar con la Junta para resolver los problemas.