Diario Sur

El juez declara oficialmente fallecido al niño pintor tras 29 años desaparecido

Antonia Guevara, el pasado miércoles, día en el que compareció en el juzgado. :: francis silva
Antonia Guevara, el pasado miércoles, día en el que compareció en el juzgado. :: francis silva
  • Fue la madre de David Guerrero la que inició este expediente por motivos de herencia después de que su marido muriera el año pasado

El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Málaga ha declarado el fallecimiento de David Guerrero Guevara, conocido como 'niño pintor' que desapareció de la capital malagueña el 6 de abril de 1987, hace 29 años, cuando salió de su casa para a ir a una galería de arte y contaba con 13 años de edad.

Fue la madre, Antonia Guevara, la que inició este expediente de jurisdicción voluntaria por motivos de herencia, después de que su marido muriera el año pasado; pero, tal y como aseguró el pasado miércoles tras la comparecencia en el juzgado para exponer dicha petición, se trata de un trámite, porque para la familia «sigue vivo, lo sentimos vivo».

Desde abril de 1987

En el decreto dictado ahora por el letrado de la administración de justicia, al que tuvo acceso Europa Press, se señala que resulta acreditado, por las manifestaciones de familiares y testigos en la comparecencia, que desapareció el 6 de abril del año 1987 «sin que conste desde dicha fecha noticia alguna de su paradero que pueda considerarse fiable».

Además, se hace referencia al oficio emitido por la Policía Judicial de Málaga en el que se señala que «no hay avances en la investigación ni existen nuevo indicios», aunque siga de alta en los archivos policiales de desaparecidos. Asimismo, se precisa que no ha comparecido nadie que haya dado información, a pesar de los edictos publicados.

Por todo eso, y, al haber pasado «sobradamente» ya el plazo legal de diez años desde su desaparición, se accede a la petición realizada por la familia, fijándose, además, como fecha de fallecimiento el 6 de abril de 1997.

La madre señaló que la Policía le dijo que «el caso no se cierra» y que no pierde la esperanza, aunque haya tenido que hacer esta solicitud. «Es un trámite, pero para mí, mi hijo sigue vivo donde esté y algún día espero tener noticias de él, aunque hayan pasado 29 años», aseveró Guevara.