Diario Sur

Hablamos con aspirantes a peón: «Sólo he estado una vez en el paro, pero así llevo ocho años»

Demandantes retiran la documentación en los distritos.
Demandantes retiran la documentación en los distritos. / Ñito Salas
  • Numerosos malagueños acuden a los distritos para optar a uno de los 768 contratos para trabajar tres meses que oferta el Ayuntamiento de Málaga

En el paro desde hace más de tres años, con su mujer en la misma situación y con una pequeña a punto de cumplir cuatro, Raúl Savov reconoce estar «desesperado» por conseguir un trabajo para poder mantener a su familia. De momento, con poca fortuna, aunque no pierde la esperanza de darle la vuelta al panorama que tienen en casa. «Necesitamos un trabajo ya», añade. Con esta mentalidad, la pareja acudió ayer a primera hora de la mañana a la junta de distrito de Cruz del Humilladero para recoger la solicitud para aspirar a alguno de los 768 contratos de tres meses para trabajar tres horas diarias por 600 euros mensuales que oferta el Ayuntamiento de Málaga a través del plan de empleo impulsado por la Junta de Andalucía para darle una oportunidad laboral a familias en exclusión social o en riesgo de estarlo. Como esta pareja, cientos de malagueños acudieron a las once juntas de distrito de la ciudad para recoger la documentación o presentar la solicitud en el primer día de plazo para apuntarse y que expira el lunes 17.

«Nos presentamos las dos veces anteriores, así que a ver si a la tercera va la vencida», comenta Nora Bedoya, quien exige más control a la hora de seleccionar a los candidatos. «No puede ser que haya parejas que hayan sido contratadas las dos veces y en otras familias a nadie. Los demás también tenemos derecho a trabajar», se queja esta joven.

En la misma línea se expresa Antonio Pardo, quien pese a presentarse a este plan de empleo por tercera vez tiene pocas esperanzas de ser uno de los elegidos. «Siempre llaman a los mismos», se lamenta este encofrador que lleva seis años sin un contrato, al que no le queda otra que depender de la pensión de su padre para salir adelante con su hija.

A sus 58 años, el panorama laboral tampoco está siendo fácil para Salvador Ruiz. «En toda mi vida sólo he estado una vez en el paro, pero así llevo ya ocho años», un padre de tres hijos que no oculta su resignación: «Se ve que no hay trabajo para mí».

Aunque la jornada de ayer fue un continuo ir y venir de personas en las oficinas municipales de atención al ciudadano (Omac) no se llegaron a registrar grandes aglomeraciones. Un colapso que los empleados municipales esperan que llegue en los próximos días, cuando la mayoría de los demandantes acudan a entregar toda la documentación requerida, como ocurrió en las dos anteriores ediciones, en las que se presentaron unas once mil personas.

Los 768 que finalmente sean seleccionados empezarían a trabajar el día 1 de marzo en labores de desbroce de espacios públicos, conservación y mantenimiento de colegios, retirada de residuos acumulados en los cauces de los arroyos o retirada de piedras y otros elementos en las playas.