Diario Sur

El peligro está a la vuelta de la esquina

Arqueta suelta en Arroyo de los Ángeles, esquina a Blas de Lezo.
Arqueta suelta en Arroyo de los Ángeles, esquina a Blas de Lezo. / M. Reina
  • Una arqueta suelta en la confluencia de Arroyo de los Ángeles con Blas de Lezo supone un riesgo para los motoristas

Los peatones y los motoristas son posiblemente quienes más riesgos corren de sufrir accidentes cuando transitan por la ciudad. Los primeros debido a las irregularidades del pavimento, con boquetes y baches que hacen tropezar y caer irremediablemente en muchas ocasionas. Y los segundo por el mal estado de las calzadas, con grietas, baches y también arquetas al aire que hacen complicado mantener el equilibrio cuando se va circulando sobre las dos ruedas. Ejemplo de esto último es la arqueta que se encuentra en el cruce del Arroyo de los Ángeles con la calle Blas de Lezo y Avenida Simón Bolívar (junto al Hospital Materno Infantil) y que supone un gravísimo peligro para los motoristas que pasen por allí y no se den cuenta de su estado, según denuncia Manuel Reina. «Los vecinos aseguran que después de colocar la tapadera en su sitio, lo han puesto en conocimiento del 092 en dos ocasiones, pero sin resultado positivo, ya que sigue levantándose cada vez que pasa un vehículo a excesiva velocidad y la desplaza. ¿Es que hay que registrar una desgracia para que la arreglen?», se preguntan.

Plaza Zumaya: estacionamientos indebidos

Los estacionamientos indebidos en la plaza Zumaya, con salida a una calle peatonal en el distrito Bailén-Miraflores, se están prodigando. Un ciudadano advierte que «ya no sólo aparcan quienes van a repartir al convento, además de quienes van a recoger la ropa y/o comida que reparten las monja, sino algún/a espabila/o». Y envía dos fotografías «para que o bien se tomen las medidas oportunas contra quien cree que está en territorio comanche, o bien que se señalice que en esa zona se puede aparcar y así todos jugamos con las mismas posibilidades».

Colegios: más de lo mismo

Otro ciudadano se queja de los malos estacionamientos que se producen alrededor de los centros escolares y en concreto se refiere a los que se producen junto a un centro de enseñanza en Benalmádena, donde los vehículos estacionan encima de las aceras, impidiendo de esta forma que los peatones, en muchos casos los propios padres que van a recoger a sus hijos, puedan pasar, por lo que deben bajar a la calzada. Es algo que sucede en otros muchos lugares. Y aunque se comprende que es algo puntual, no debe abusarse de esa forma de aparcar.