Diario Sur

Málaga Ahora se rompe y el edil de Podemos pasa a ser independiente

Málaga Ahora se rompe y el edil de Podemos pasa a ser independiente
  • El grupo salta por los aires por la lucha de poder y financiera de las tres ediles Torralbo, Galindo y Jiménezfrente a Espinosa, que hoy anuncia su salida en la escalinata del Consistorio

El alcade Francisco de la Torre se ‘cobraba’ ayer la hora que supuestamente le ‘debía’ el PSOE por haber copado la sala de prensa el miércoles, como había explicado él ese mismo día medio en broma, y empezaba ayer cincuenta minutos tarde la sesión plenaria. Si anteayer, esperaba, ayer tocaba ejercitar la paciencia a todo hijo de vecino que tuviera que asistir al pleno. Al final, el supuesto débito socialista se hizo extensible al resto de la comunidad.

Precisamente, fuera se comentaba con sorna y retranca el papel de la concejal Estefanía Martín Palop al ser una de las dimisionarias de la Ejecutiva Federal del PSOE, y la definían como parte del grupo de ‘Brutus’ que anteayer mataron a Julio César (Pedro Sánchez) por aquello de la tragedia romana que vive el PSOE, que como se les vaya mucho de las manos tiene todo el camino de acabar en culebrón. Los socialistas copaban la atención de la mañana por la guerra fraticida en la que se ha sumido el partido del ‘verdadero Pablo Iglesias’, hasta que Málaga Ahora, que parecía envidiosa de tanto protagonismo, montaba su particular zapatiesta. Pero las dimensiones que tomó fueron tan grandes que se les acabó yendo de las manos e hicieron saltar el grupo por los aires.

¿Quién dijo nueva política?, se escuchaba en los pasillos. Bienvenidos al maravilloso mundo de las guerras internas, que acaban siendo muy externas, que provocan una crisis aguda, y su posterior cisma. El edil de Málaga Ahora adscrito claramente a Podemos, Juanjo Espinosa, hacía mutis por el foro y no asistía a la sesión plenaria, momento en el que se encendían todas las alarmas. El número de ediles está tan ajustado tanto a la derecha como a la izquierda, que los triunfos son difíciles si falta algún peón.

La crisis estalla en el pleno

La crisis estallaba cuando nadie de Málaga Ahora sabía dónde estaba Espinosa y ni siquiera sabían cómo disculparle. Anteayer habían tenido una reunión de rendición de cuentas en el grupo municipal en la que Espinosa, integrante de Podemos, propuso pasarse al grupo mixto y ser edil independiente (no adscrito a ningún partido). El resto le recriminaba su distancia cada vez mayor de Málaga Ahora, que según palabras de su portavoz Ysabel Torralbo, se acerca más a integrar a varios partidos y colectivos, que a que Podemos sea una fuerza hegemónica dentro del mismo, como en varias ocasiones ha manifestado a SUR.

Los recelos entre la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo;y las dos concejalas Rosa Galindo e Isabel Jiménez, con Juanjo Espinosa y su posicionamiento pro-Podemos a ultranza hacía tiempo que les estaba separando.

Pero el ultimátum que Espinosa dio al grupo de Málaga Ahora junto Nicolás Sguiglia (uno de los baluartes de Podemos en Málaga, miembro destacado de la Casa Invisible, y personal de confianza de Málaga Ahora en la Diputación) pasaba por tres situaciones:que ellos se hicieran con el control de las cuentas del grupo Málaga Ahora; que Espinosa dejara el grupo municipal, aunque no de manera formal, es decir de cara a la galería seguiría dentro, y compartiría el espacio con Málaga Ahora, oficina y recursos, y que así dispondría del 25% de los ingresos municipales del grupo (de «forma amable», «de cara al exterior», como se explica en el escrito no se contaría nada); o la tercera y última, que enarbolaba la ruptura radical con respecto a Málaga Ahora por parte de Espinosa, lo que supondría que pasase a ser edil independiente, es decir, no adscrito a ningún partido político.

La asamblea decide su salida

Aunque Espinosa dejó su decisión a la asamblea de Podemos, que se celebró ayer tarde, lo cierto es que por la mañana ya mostró sus grandes discrepancias con Málaga Ahora y su casi imposibilidad de seguir trabajando como un edil más dentro del grupo. Pasadas las diez de la noche acababa esa asamblea, como pudo conocer este periódico de asistentes a la misma, y aunque no hubo votación a mano alzada, la mayoría de las opiniones de los congregados pasaba porque Espinosa abandonase Málaga Ahora, parecer al que se sumaba el propio protagonista y Sguiglia.

Hoy escenificarán la ruptura a las once en la escalinata principal del Ayuntamiento, cuando se está desarrollando el pleno. Espinosa dirá adiós al grupo Málaga Ahora, rodeado de sus compañeros de Podemos, y pasará a ser edil no adscrito como Carlos Hernández Pezzi en la pasada legislatura cuando abandonó el PSOE. El hecho de que el acto sea a las once, empezado ya el pleno, indica que Espinosa no ocupará su sitio, por segundo día, junto a las tres concejalas.

Torralbo. No puede ser un edil de Podemos

«Lo de pasar a ser edil no adscrito es decisión personal suya, a Juanjo no le hemos puesto ninguna condición que le obligue a hacer eso, pero si cree que Málaga Ahora debe ser Podemos lo más honesto es que salga ya de Málaga Ahora», explicaba la portavoz Ysabel Torralbo, que ayer mismo no sabía concretar si era de Podemos (donde había sido miembro del consejo de garantías),explicando que tal y como estaban las circunstancias se definía sólo edil de Málaga Ahora.

Por su parte, Espinosa afirmaba a SURcon enfado que les habían quitado su derecho a voto en Málaga Ahora. «Se quedan con el control de las finanzas y echan a Nicolas Sguiglia por su pertenencia a Podemos», añadía para explicar los porqués de la ruptura.

Chantaje y miles de euros

Las concejalas de Málaga Ahora, es decir Ysabel Torralbo, Rosa Galindo e Isabel Jiménez, mandaron un duro comunicado interno en el que hablan de que las propuestas que realizaba Juanjo Espinosa, así como Nico Sguiglia quieren «pervertir Málaga Ahora, refundarla, es decir cambiar los principios con los que públicamente nos comprometimos y firmamos de cara a la ciudadanía para un plazo de cuatro años». Dicen que las propuestas de Espinosa y Sguiglia suponen «una amenaza velada», y se niegan a financiar con recursos de Málaga Ahora otra organización «que de manera así, oculta, roza la ilegalidad, por no hablar de la falta de ética».

Las tres concejalas, con Torralbo a la cabeza, hablan de «chantaje», y hablan de que se ha extraído «miles de euros en efectivo y no justificados de (nuestras) cuentas» y que «si no se actúa con contundencia, equivale a complicidad». «Prolongar este silencio, de alguna forma, nos haría encubridoras», añadían.

Respecto a las cuentas, Torralbo subrayó, a preguntas de este periódico, que no había habido un desfalco, «pero se han hecho gastos en efectivo que no debieran haberse hecho. En la campaña electoral, el Tribunal de Cuentas nos advirtió que había unos dos mil euros de gasto en efectivo, y que todos los gastos debían ser en transferencias y en pagos con tarjeta para que quedase un registro claro de los gastos».

El actual técnico de Málaga Ahora en la Diputación, Nicolás Sguiglia, cabeza visible de Podemos en la capital, abandona este puesto «por vulnerar los más elementales principios éticos y de confianza», según el documento. Este periódico intentó ayer contactar sin éxito con él para conocer su parecer.