Diario Sur

El jamón de Joselito y los gin-tonics se cuelan en la sesión

El PSOE llevó al pleno como moción urgente las irregularidades en la gestión de la anterior gerente de la radiotelevisión municipal Onda Azul, Fátima Salmón. El edil socialista Francisco Conejo fue el encargado de intervenir y lo hizo criticando asuntos como las cámaras y lentes que se pagaron y no se sirvieron por Gain&Peak y, sobre todo, denunciando una serie de gastos de representación de Fátima Salmón por 13.115 euros en cinco años en taxis, comidas y copas.

Conejo se agarró a estos gastos para atacar al alcalde, Francisco de la Torre, a quien acusó de haber permitido estas irregularidades, en su calidad de presidente del consejo de administración de Onda Azul. «Cada vez que levantamos la alfombra en el Ayuntamiento aparece un nuevo escándalo y una nueva irregularidad avalada por usted», dijo refiriéndose al regidor.

«Usted presume de ahorrar litros de agua en la ducha pero permite que el Ayuntamiento pague litros y litros de alcohol; es muy bondadoso para que se consuman litros y litros de alcohol pagados por todos los malagueños», espetó a De la Torre.

Le respondió el portavoz del PP, Carlos Conde, quien censuró a Francisco Conejo que trajera al pleno este asunto para «enfangar la política y que nos tiremos al barro». En este sentido, lamentó que estos sean «los nuevos aires» en el grupo municipal socialista tras la marcha de su anterior portavoz, María Gámez.

Conde afirmó que todos los grupos del pleno menos el PSOE quieren prestigiar a Onda Azul «y no manchar el nombre de la empresa» y arremetió contra el dirigente socialista recordándole las cestas de Navidad por 19.000 euros que pagaba la Diputación gobernada por el PSOE o los jamones de Joselito que «disfrutaba el anterior presidente de la Diputación, Salvador Pendón».

El pleno rechazó la petición del PSOE de destituir a De la Torre como presidente del consejo de administración de Onda Azul, aunque sí aprobó encargar una auditoría exhaustiva sobre este empresa municipal, llevar a la Fiscalía aquellos expedientes que puedan ser constitutivos de delito «especialmente» el procedimiento seguido para contratar las cámaras, realizar un estudio sobre los gastos de representación y protocolo y exigir a Salmón que devuelva aquellas cantidades de gastos indebidos que hayan sido pagadas.