Diario Sur

Terminan las obras del Polo Digital, aunque no estará operativo hasta primavera

Así será el vestíbulo del Polo de Contenidos Digitales. :: sur
Así será el vestíbulo del Polo de Contenidos Digitales. :: sur
  • El Ayuntamiento recepciona el edificio, que será usado por el Imfe para sus cursos y por Promálaga como incubadora de empresas tecnológicas

El Polo de Contenidos Digitales que el Ayuntamiento de Málaga proyecta en la antigua Tabacalera empieza a ver la luz del túnel, aunque aún le queda camino que recorrer hasta su puesta en marcha. Las obras de adaptación de uno de los pabellones de la antigua fábrica (el rehabilitado para el fallido Museo de las Gemas) para albergar este centro de formación e incubación de empresas tecnológicas para la experimentación en el terreno de la realidad virtual, videojuegos y la animación en tres dimensiones están prácticamente listas desde el pasado mayo tras una inversión de 2,9 millones, pero no ha sido hasta ahora cuando el edificio ha sido recepcionado por el Consistorio, una vez que la constructora Ferrovial ha corregido los reparos en la iluminación del interior puestos por los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Una vez listo el edificio, aún tiene que ser registrado como inmueble del patrimonio de la ciudad, tramitarse la concesión de uso a la empresa municipal Promálaga (que gestionará las instalaciones junto al Imfe) y otorgarle la licencia de uso. A partir de ahí, el siguiente paso sería su equipamiento interior.

De momento, Promálaga ha hecho los deberes contratando la adquisición del mobiliario de oficina y la decoración por lo que la parte formativa de ambas entidades podría empezar a operar antes de que acabe el año, aunque sea a medio gas. Pero por mucho que el mobiliario esté listo, para la puesta en marcha del 'hub' de empresas sigue faltando lo principal: los equipos informáticos necesarios para ofrecer a las compañías del sector las herramientas necesarias para probar sus productos. Su contratación corresponde a Red.es, la entidad pública dependiente del Ministerio de Industria que cubrirá el 80% de los costes de esta incubadora que junto a la parte que corresponde al Ayuntamiento suman un importe de 6,6 millones de euros procedentes de fondos europeos a gastar hasta el año 2020, en virtud del convenio suscrito entre ambas administraciones. La adquisición del equipamiento informático ya salió a concurso en julio del año pasado por 1,9 millones de euros, pero quedó desierto. Ahora acaba de convocar una segunda licitación por dos millones de euros.

El plazo para la presentación de ofertas permanecerá abierto hasta el 3 de noviembre. Según ha podido saber este periódico, ya hay varias empresas interesadas, por lo que al menos parece seguro que esta vez sí que se formalizará el contrato. En cualquier caso, las instalaciones no estarán equipadas al menos hasta la próxima primavera. Además de poner estas herramientas al servicio de las empresas que se instalen, también se les ofrecerá asesoramiento técnico y el apoyo económico necesario para que puedan lanzar sus productos al mercado.

A la espera de que se ponga en marcha el 'hub' en los 3.380 metros cuadrados de la primera planta reservados para tal uso, el Instituto Municipal para la Formación y el Empleo (Imfe) sigue preparando su desembarco en Tabacalera, donde ocupará 2.000 metros cuadrados de la planta baja en los que además de impartir cursos relacionados con la industria digital (marketing, programación web, digitalización de contenidos,.) también pretende trasladar el resto de su oferta formativa en otros ámbitos para convertirlo en su sede central, para lo que desalojará las oficinas que actualmente ocupa tanto en la calle Victoria como en el Parque Tecnológico. Al tratarse de una mudanza y no necesitar nuevos equipos, el traslado está previsto para este otoño.