Diario Sur

La llave del éxito en la innovación: detectar la demanda y crear la oferta

Gabriel Hidalgo, José Manuel Leceta, Germán Ríos, Luigi Valdés y Álvaro Atilano. :: álvaro cabrera
Gabriel Hidalgo, José Manuel Leceta, Germán Ríos, Luigi Valdés y Álvaro Atilano. :: álvaro cabrera
  • La I+D es sólo parte del proceso para crear nuevo valor y no es imprescindible, señalan los expertos

Latinoamérica y España pueden tener retos muy diferentes a nivel económico y social, pero desde luego comparten una necesidad: la de no perder el tren de la innovación, en el que Estados Unidos y Asia avanzan a toda velocidad con la amenaza de dejar en la cuneta a ambas regiones. Para el subcontinente americano, la tecnología representa una «palanca» de la que tirar para «empezar a crecer desde dentro y no depender tanto de los ciclos de las materias primas», advirtió Germán Ríos, director corporativo de Asuntos Estratégicos de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, que ejerció de moderador de la mesa redonda 'Innovación y tecnología. Tendencias y oportunidades en América Latina y España' en el foro Futuro en Español.

A analizar qué es la innovación y qué ingredientes requiere se dedicó Luigi Valdés, director de la Fundación para el Liderazgo e Innovación Estratégica, de México, y una de las autoridades más reconocidas de América Latina para estos temas. Valdés identificó la innovación con la «creación de valor» y señaló «tres jugadores necesarios»: «el científico loco, el empresario y el 'Steve Jobs' capaz de conectar oferta y demanda». El fundador de Apple, incidió, «no creó nunca nada: averiguó qué quería el mercado y buscó a quien lo hacía».

En este componente humano de la innovación incidió José Manuel Leceta, exdirector del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología, actualmente al frente del Insight Foresight Institute. «En Europa el problema es que apostamos por un modelo de innovación basado exclusivamente en la I+D. Y hay que poner el foco en el factor humano y social de la innovación», apuntó.

En un sentido similar se expresó también Álvaro Atilano, coordinador de la Iniciativa Regional de Patentes Tecnológicas para el Desarrollo, que es una iniciativa de CAF para acelerar el desarrollo de tecnologías patentables en Iberoamérica. «Lo que quisimos fue desacoplar ciencia de desarrollo tecnológico», apuntó. Su estrategia ha sido desarrollar un proyecto piloto en Panamá, de la mano de una de sus universidades, y según afirmó, el resultado después de un año y algo más de un millón de euros de inversión, es «espectacular»: el país ya es líder en Latinoamérica en solicitud de patentes tecnológicas. «Me ofrezco a hacer lo mismo para la Universidad de Málaga», ofreció.

Gabriel Hidalgo, que actúa como consultor en temas de emprendimiento e innovación en Costa Rica, Chile y Panamá, destacó las múltiples oportunidades de innovación disruptiva que se abren en la actualidad por los cambios sociales y tecnológicos, poniendo de ejemplo a los 'millennials': «La nueva generación no bebe vino ni café y ya hay empresas que están desarrollando productos a su medida, como una mezcla de vino y cerveza o una bebida hecha de granos verdes de café», apuntó.