Diario Sur

¿Amor o crisis? El número de divorcios es el más bajo en una década en Málaga

¿Amor o crisis? El número de divorcios es el más bajo en una década en Málaga
  • La proporción de custodias compartidas en la provincia crece, pero sigue lejos de la media nacional

El año pasado se rompieron menos parejas en Málaga, al menos de forma oficial. Sea porque hubo más armonía conyugal o porque las dificultades económicas siguen manteniendo unidos a muchos matrimonios, el número de divorcios fue de el más bajo de la última década: 3.561 (el del año anterior fue de 3.568). No se registraba una cifra tan baja de disoluciones matrimoniales en la provincia desde 2005, que fue el año en el que entró en vigor el divorcio exprés.

Lo cierto es que los divorcios llevan cayendo en la provincia desde que empezó la crisis, a excepción del año 2012, cuando experimentaron un repunte. Los expertos achacan este descenso a las penurias financieras que sufren las familias, que en muchos casos llegan a frenar el deseo de poner fin a la relación conyugal. A nivel nacional la tendencia ha sido la misma.

En lo que no se parece Málaga al resto de España es en la proporción de custodias compartidas, que aunque está creciendo sigue lejos de la media nacional. Si en el conjunto del país ambos padres comparten el cuidado de los hijos en casi la cuarta parte de los divorcios, en Málaga el porcentaje es de sólo el 13%. Las madres se quedan con la custodia en el 82% de los casos y los padres, sólo en el 4%. En consecuencia, el 87% de los progenitores masculinos quedan obligados a pagar una pensión alimenticia.

En el caso de las pensiones compensatorias, son inmensa mayoría (casi el 90%) ya los divorcios en los que no procede esta medida en la provincia. Cuando se conceden, la beneficiaria suele ser la mujer (en el 85% de los casos).

Por otra parte, sigue cayendo la litigiosidad ligada a las rupturas matrimoniales. El 74% de los divorcios concedidos el año pasado en la provincia fueron de mutuo acuerdo. En cuanto a la duración media de los matrimonios, seis de cada diez parejas divorciadas el año pasado llevaban al menos diez años juntas, el 37% entre dos y nueve años y casi el 3%, menos de dos años. La franja de edad mayoritaria de los malagueños y malagueñas al divorciarse es entre 25 y 44 años y el 44% de las parejas rotas el año pasado tienen hijos.