Diario Sur

La zona azul se extenderá en octubre al entorno del Paseo de Sancha con 220 plazas

El SARE se habilitará en los paseos de Sancha, MIramar y Limonar.
El SARE se habilitará en los paseos de Sancha, MIramar y Limonar. / SUR
  • La Sociedad Municipal de Aparcamientos ya ha lanzado una campaña informativa dirigida a los vecinos y en los próximos días instalará los parquímetros

La zona azul continúa su expansión hacia el Este de la ciudad. A primeros de octubre está prevista la entrada en servicio de las 220 plazas de SARE (Sectores de Aparcamiento Regulado) que el Ayuntamiento habilitará desde el Paseo de Reding hacia el Paseo de Sancha y la avenida Pintor Sorolla, además de los primeros tramos de dos viales transversales como son los paseos de Miramar y Limonar. La decisión estaba tomada desde febrero con el respaldo de colectivos como la Asociación de Vecinos Limonar-Caleta y con el hospital Parque San Antonio como uno de los primeros interesados, pero su puesta en marcha se ha retrasado porque no ha sido hasta ahora cuando han llegado los parquímetros (Smassa ha comprado una treintena, de los que 13 se destinarán a esta zona y el resto a renovar algunos de los más antiguos que aún quedan repartidos por la ciudad).

En las últimas semanas, la Sociedad Municipal de Aparcamientos ha estado repartiendo información a los vecinos para que puedan solicitar la tarjeta de residente (tantas como miembros de la unidad familiar tengan permiso de conducir), acreditación que permite estacionar 24 horas por apenas 0,2 euros y toda la semana, por un euro. En los próximos días, está previsto que comience tanto el pintado de los estacionamientos como la instalación de las máquinas expendedoras con la idea de que el SARE esté operativo en las próximas semanas.

La implantación de la zona azul es una vieja reivindicación de los negocios ubicados en el entorno, especialmente por el complejo hospitalario. De hecho, el Área de Movilidad llegó a elaborar en 2013 un estudio de viabilidad para su puesta en marcha, aunque finalmente desistió ante el rechazo de los vecinos. Sin embargo, a comienzos de año se reactivó a instancias de la propia Asociación de Vecinos Limonar-Caleta y varias comunidades de propietarios que consideran que esta mayor rotación permitirá reducir unos problemas de aparcamiento que siempre han existido pero que se han agravado desde que en 2012 se tiñeron de azul los estacionamientos de Reding y La Malagueta. Aún así, el consenso no es total, ya que desde la Asociación de Vecinos Gibralfaro-Limonar mantienen su rechazo.

En principio, serán 220 plazas de SARE, aunque en el Ayuntamiento también contemplan, en función de los resultados, acometer una segunda fase que incluiría las calles que conectan con el paseo marítimo. Un paso que, en cualquier caso, no sería inmediato. Con estos 220 aparcamientos teñidos de azul, Málaga contará con 3.114 estacionamientos regulados. Los últimos en entrar en servicio fueron los 374 implantados en el entorno de la calle Mármoles.

Calle La Unión

Mientras tanto, continúa en suspenso la expansión de los aparcamientos regulados al entorno de la calle Unión, a raíz de las discrepancias internas entre los propios vecinos y comerciantes de la zona. Tras recibir 1.500 firmas de residentes y otras 200 de negocios reclamando su implantación, Smassa elaboró un estudio de viabilidad que contemplaba habilitar unas 300 plazas de aparcamiento en todo el tramo comprendido de la calle La Unión desde la avenida de Juan XXIII hasta la calle Santa Marta, además de las adyacentes Alfambra, Antonio Martelo, Amarguillo y Andarax.