Diario Sur

El pleno vuelve a la carga con el futuro de los terrenos de Repsol y la gestión de la anterior gerente de Onda Azul

Francisco de la Torre, hoy
Francisco de la Torre, hoy / P. R. Q.
  • El PSOE da a conocer que la anterior gerente de la televisión municipal, pasó gastos de copas de alcohol y tabaco

  • El alcalde dice que no conocía el informe del interventor sobre la posible consulta o encuesta ciudadana sobre el futuro parque en la avenida Juan XXIII

Todo apuntaba que el futuro de los terrenos de Repsol iban a centrar en exclusividad el top one del pleno municipal de este mes, hasta que el coordinador socialista, Francisco Conejo; le robó el protagonismo a su portavoz municipal, Mari Carmen Moreno, para presentar una moción sobre Onda Azul en la que critica el oscurantismo en el que ha vivido sumido el ente municipal así como varias irregularidades en los procesos, tanto de compra como de otros gastos de la anterior gerente, Fátima Salmón.

Con las facturas de los restaurantes y bares de copas en la mano de la anterior gerente, Conejo explicó que ayer realizó una vista de expediente en la que aleatoriamente encontró varias facturas de combinados así como de tabaco en una empresa municipal en la que no había un apartado de gastos de representación, y que los mismos se cargaban a una cuenta de otros gastos, de la que no tenía conocimiento con exhaustividad el consejo de administración, donde están representados los concejales. Así mismo, explicó que en los últimos cinco años, Salmón había tenido gastos por valor de 13.115 euros en 600 facturas de taxi y un centenar de facturas de restaurantes y bares de copas, y que ninguno de estos estaba asociado a una reunión con clientes, o al menos no estaba contabilizado así. En esta línea, hizo un repaso de las facturas y dio a conocer varias, entre ellas una del 24 de diciembre de 2013, a la una de la madrugada, en un bar de copas, del que pasó 67,50 euros de seis ginebras, tres copas de ron y refrescos, y un almuerzo del 30 de diciembre con nueve ginebras y un valor total de 95,40 euros.

“Me sorprende que De la Torre nos de agua del grifo a los concejales en el pleno de Málaga, que me parece muy bien, y los gerentes del PP tomen whiskeys y ginebra, así como tabaco a costa de los malagueños”, y se preguntó también si el alcalde había participado en alguna en estas comidas. También reseñó coordinador del grupo socialista que la compra de las cámaras y lentes por valor de 68.000 euros a finales del año pasado, que no se habían servido se habían realizado con múltiples irregularidades en su concesión, en el incumplimiento de la valoración en el pliego así como en el pago por adelanto y el fraccionamiento en dos de los contratos para no realizar un procedimiento negociado con publicidad. En cuanto al actual periodo con la gerente Vanessa Martín Alloza, y al ser preguntado por la investigación, explicó que “se notaba que cuando no había gerentes del PP había transparencia”.

El regidor, por su parte, le restó importancia diciendo que hay encargada una auditoría de gestión por la actual gerente, y que esperaría a la misma para poder valorarlo. En cuanto a las cámaras y lentes compradas, que ya se estaban amortizando sin estar en Onda Azul, el alcalde dijo que ya se había devuelto 33.000 euros de las mismas y que el asunto se había llevado a los tribunales. “La responsabilidad sobre Onda Azul no es sólo del presidente del consejo de administración, sino de todos los consejeros, le animo al señor Conejo a que se estudie la legislación mercantil”, dijo para contestar sobre la petición que realizará el PSOE en el pleno para que se cese al primer edil como presidente del consejo de administración, a lo que no quiso darle importancia. El resto de los grupos de la oposición, sobre todo Ciudadanos, no dejó su posicionamiento sobre esta cuestión, aunque todos reconocieron que el alcalde había protegido en exceso a la anterior gerente, y que esto “tenía consecuencias”.

En cuanto a Repsol , el alcalde volvió a explicar su posicionamiento, y dijo que a su juicio debían construirse las cuatro torres, restando espacio en ellas para viviendas y aumentando el número de oficinas y ampliar el parque en este espacio restando equipamientos, y que ese era su posicionamiento defendiendo lo que ya estaba en el PGOU, y no quiso entrar en los informes para realizar la consulta ciudadana, encuesta o sondeo, y ni siquiera la posibilidad de hacerlos.

El PSOE, Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente siguen abogando por realizar un gran parque en esta zona sin torres, y Ciudadanos apuesta, como siempre, por una torre. Así que un año después, no se ha avanzado nada en el proyecto. En cuanto al informe del interventor, dando vía libre o no, que el equipo de gobierno del PP guarda en un cajón, sin informar de él desde mediados del pasado mes de julio, el alcalde Francisco de la Torre, dijo ufano que él tampoco lo conocía. El edil de Participación, Julio Andrade, que sí lo tiene en su poder y que dice que tampoco lo ha visto, dice que estaba pendiente de que se convocase de nuevo la mesa de los terrenos de Repsol desde la última del 30 de mayo, y que ningún grupo tenía interés en convocarla. Más tarde, el PSOE hacía llegar a los medios una petición por escrito sellada con registro de entrada del Ayuntamiento para el edil Andrade el 13 de julio en el que le pide a la máxima celeridad que se convoque la mesa para tratar el informe sobre el secretario general sobre la posibilidad de un sondeo o encuesta a la población, y no consulta popular como se vio al principio, que ya se conocía en esas fechas.

Entre los asuntos a tratar, además de la paralización de la aprobación de las ordenanzas fiscales, que podrían haberse aprobado hoy en una comisión extraordinaria de Economía, el concejal de Economía Carlos Conde, se quejó de que podrían pasarse los plazos y perderse la oportunidad de incluir nuevas mejoras. Sobre este particular, Ciudadanos, que sería la llave para aprobarlas, explica que sigue negociando y el edil de la formación naranja Alejandro Carballo, afirmó que a Conde le ha entrado el “síndrome del portavoz” por las prisas, dando a entender que se iba por buen camino pero que habrá exigencias del cumplimiento de otras inversiones que el equipo naranja incluyó en los pasados presupuestos. Parece pues, que la negociación de las ordenanzas está directamente aparejada a los Presupuestos, según el socio de investidura del PP.