Diario Sur

Junta y Ayuntamiento de Málaga llegan a un acuerdo para la integración del Guadalmedina

Junta y Ayuntamiento de Málaga llegan a un acuerdo para la integración del Guadalmedina
  • Ambas administraciones consensúan un protocolo de intenciones para recuperar el río como espacio ciudadano

Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Málaga han llegado a un acuerdo para desbloquear el protocolo de intenciones sobre el que debe pivotar la integración urbana del río Guadalmedina, un documento de partida que ambas administraciones pretenden firmar a mediados de octubre y que también tiene que ser refrendado por el Gobierno central, la Diputación y la Autoridad Portuaria. En una reunión celebrada la tarde de este miércoles, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal han consensuado que se podrán realizar actuaciones como la vía ciclista o, la más ambiciosa consistente crear puentes-plazas en el tramo que discurre en paralelo a la avenida de Fátima, siempre que se garantice que la capacidad de desagüe del cauce en caso fuertes precipitaciones. En este sentido, la Junta exige un mínimo de 600 metros cúbicos por segundo.

A partir de ahora, el siguiente paso será la redacción del plan especial que debe recoger todas las actualizaciones. En cuanto a la financiación, el protocolo no contempla ningún compromiso, aunque el alcalde se ha mostrado confiado en que todas administraciones colaboren ya sea con fondos propios o a través de fondos europeos. "Debemos ir paso a paso. Hoy hemos desbloqueado el protocolo para la integración del río", ha afirmado De la Torre, quien ha destacado el clima de colaboración con el consejero.

Por su parte, José Fiscal, ha destacado que hoy es la "partida oficial para que Málaga pueda recuperar el Guadalmedina para uso ciudadano, pero respetando el caudal reflejado por los técnicos".

Al margen de hablar sobre el Guadalmedina, ambas administraciones también se han comprometido a trabajar de forma coordinada para desbloquear el proyecto de la tercera depuradora de Málaga, que daría servicio a buena parte del área metropolitana, además de para pedir al Gobierno central que construya el nuevo puente del Guadalhorce a la altura de Azucarera para eliminar los riesgos de inundabilidad de los terrenos, cuyo desarrollo urbanístico está bloqueado.

Temas