Diario Sur

La Diputación dice que la Junta "no ha sido diligente" y que ha habido "muchas notificaciones" por la deuda

  • "No hay que buscar justificación; saben que están obligados a pagar, llevamos muchos años intentando solucionarlo y ellos hacen lo mismo con los ciudadanos que no pagan" ha insistido el presidente del Patronato de Recaudación Provincial Francisco Salado

El presidente del Patronato de Recaudación Provincial y vicepresidente primero de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha asegurado que la Junta de Andalucía "no ha sido diligente" con sus obligaciones de pago a los ayuntamientos de la provincia y ha recalcado que, antes de iniciar el procedimiento de embargo de parte del edificio de Correos, "ha habido muchas notificaciones".

Así ha respondido al delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, quien ha mostrado su "extrañeza" por el embargo iniciado, por el procedimiento utilizado, que se sale, a su juicio, "de la tónica habitual" del Patronato de Recaudación y por el hecho de que haya notificaciones que no hayan sido contestadas.

Este organismo supramunicipal notificó el pasado viernes a la Junta de Andalucía el embargo de tres plantas del edificio de Correos por la deuda de 8,767.941,29 euros que el Gobierno andaluz tiene con 75 municipios. Se trata, según el expediente, del impago, acumulado desde 2006, del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), la tasa de basura, el canon de depuración y otros impuestos.

En este sentido, Salado, en declaraciones a Europa Press, ha manifestado que si no se han contestado dichas alegaciones es porque se han denegado. El Patronato, ha añadido, lleva "mucho tiempo trabajando en ese expediente" y las alegaciones de la Junta "algunas tiene razón y otras no". "Hay colaboración pero entenderán que hay deudas que se arrastran desde 2006", ha recalcado.

"La Junta de Andalucía ha reconocido muchos recibos, de hecho desde que llegamos a la Diputación ha ido pagando pero también se sigue acumulando y es mucho dinero, son casi nueve millones, que a los municipios les alivia su tesorería y sus presupuestos", ha sostenido.

Según el presidente del Patronato, "no hay que buscar justificación; saben que están obligados a pagar, llevamos muchos años intentando solucionarlo y ellos hacen lo mismo con los ciudadanos que no pagan. Tiene que cundir con el ejemplo".

Acerca del hecho de que el Patronato de Recaudación haya optado por este edificio, que la Junta quiere vender, Salado ha asegurado que se le requirió que señalaran los bienes que, en caso de embargo, preferían; sin embargo, "no han señalado ninguno y nosotros consideramos que éste --el de Correos-- tiene valor para cubrir toda la deuda".

"Esa puerta está abierta, si ellos dicen otro inmueble", ha trasladado Salado, quien ha recordado también que no se puede "eternizar" el expediente. Para el también vicepresidente primero de la institución, la relación entre la Junta y el Patronato "tiene que seguir siendo cordial pero esta deuda hay que finalizarla".

También ha considerado que el procedimiento iniciado por la Junta de Andalucía con el Consistorio de la capital para cambiar el uso del edificio de Correos y que pueda tener un uso hotelero "no tiene nada que ver y no se entorpece".

Salado se ha mostrado convencido de que la Junta pagará la deuda que mantiene y ha añadido que el Patronato de Recaudación ha hecho "pequeños embargos a los ayuntamientos pero no de esta entidad". Además, ha recordado que el Gobierno andaluz también apremia al Patronato para que cobre a aquellos que deben dinero, puesto que tiene delegada en este organismo esa facultad.