Diario Sur

Un título innovador con gran proyección de futuro

«Se trata de un título innovador que muestra las posibilidades que ofrece la interdisciplinariedad resultante de combinar aspectos de ingeniería y aplicarlos al ámbito de la salud», afirma el director de la ETSI Informática, Ernesto Pimentel. Además, la transversalidad de la Informática, que se ve reflejada en el plan de estudio, «supone un valor añadido para estos nuevos titulados y tituladas, que ven reforzada su formación en una disciplina que se hace imprescindible en cualquier ámbito de conocimiento en la actualidad», sostiene. Esta escuela organizó en abril unas jornadas sobre la ingeniería aplicada a la salud, en todos sus campos -biomédico o bioinformático-, y en sus conclusiones se señaló que es una disciplina «que se encuentra en pleno proceso de expansión, debido a las múltiples aplicaciones de la ingeniería que se están introduciendo tanto en la medicina como en la biología». Las empresas del sector y las instituciones hospitalarias participantes en la jornada «destacaron la necesidad de cubrir con perfiles especializados (como los que proporciona el grado en Ingeniería de la Salud) esta demanda creciente de profesionales en el sector». Por esto, señala Pimentel, la incertidumbre que siempre supone el reconocimiento de un nuevo título por parte del entorno socio-económico «se contrarresta en este caso por la complementariedad y el carácter esencial en la vida de la ciudadanía de las disciplinas implicadas: ingeniería y salud». Actualmente, en España solo se imparten títulos similares a nivel de grado en Ingeniería Biomédica y en muy pocas universidades, pero la Universidad de Málaga es pionera en el ámbito de la Bioinformática.