Diario Sur

Orden de alejamiento para un hombre denunciado por intentar llevarse a una niña de seis años en Málaga

  • Tras pasar a disposición judicial, se le investiga por los supuestos delitos de coacciones y detención ilegal en grado de tentativa

El Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga capital, que se encontraba en funciones de guardia, dictó el pasado jueves una orden de alejamiento y de no comunicación para un hombre detenido tras haber sido denunciado por, supuestamente, intentar llevarse a una niña de seis años de edad. La pequeña y el individuo arrestado son vecinos del mismo bloque, situado en la zona de Carretera de Cádiz.

Las alarmas saltaron en la mañana del pasado miércoles. Según ha podido saber este periódico, los familiares de la niña habrían denunciado a su vecino tras asegurar que a primera hora de la mañana el hombre presuntamente habría intentado llevarse a la pequeña.

En concreto, habrían explicado a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que los hechos sucedieron sobre las 08.45 horas de la mañana. En ese momento la madre y la pequeña habían bajado a la planta inferior del bloque de viviendas, en la que reside la abuela, para recoger el desayuno antes de ir al colegio. Siempre según las fuentes consultadas, entró en la casa y pidió a la niña que fuera llamando al ascensor.

En ese momento habría sido cuando el vecino, que iba en el ascensor y que vive varios pisos más arriba que la familia, supuestamente habría intentado tirar de la niña con la intención, al parecer, de llevársela. Sin embargo, ante los gritos de la pequeña, finalmente su madre salió a buscarla y se quedó con ella.

Varias horas más tarde los agentes del Cuerpo Nacional de Policía acudieron a la vivienda en la que reside el sospechoso. Éste, según confirmaron las fuentes consultadas, acabó siendo detenido y trasladado a comisaría, desde donde, tras pasar la noche en los calabozos, ayer mismo fue puesto a disposición judicial.

Más de 50 años y español

Hasta última hora de la tarde, el arrestado no prestó declaración ante el juez titular del Juzgado de Instrucción número 12 de la capital. Según las fuentes consultadas, el hombre, que tiene más de 50 años y es de nacionalidad española, aceptó declarar ante el magistrado.

Después de testificar, asistido por una letrada, el juez dictó la citada orden de alejamiento y de no comunicación con la niña, que tiene su domicilio varios pisos más abajo que el suyo. Asimismo, el magistrado puso en libertad provisional al sospechoso, que está siendo investigado por los supuestos delitos de coacciones y de detención ilegal en grado de tentativa.