Diario Sur

¿Es conveniente operarse de la vista cansada?

Imagen de uno de los expositores del congreso de oftalmología de Málaga.
Imagen de uno de los expositores del congreso de oftalmología de Málaga. / Fernando González
  • Una técnica quirúrgica para corregir la presbicia cuesta hasta 6.000 euros y otra con láser está todavía en proceso de desarrollo

La presbicia o vista cansada es un problema visual muy frecuente. Es una anomalía o defecto del ojo que consiste en la imposibilidad de ver con claridad los objetos próximos y que se debe a la rigidez del cristalino. Sus síntomas se hacen evidentes a partir de que se cumplen los 45 años. Lo habitual para poder leer con normalidad cuando aparece la presbicia es usar gafas. Sin embargo, la vista cansada se puede corregir a través de una operación. ¿Es conveniente recurrir a una intervención para volver a ver como antes de que se perdiera calidad de la visión de cerca? La respuesta es que, aunque la principal técnica que se emplea es solvente, el número de personas que optan por ella crece lentamente. Entre otras cosas, por el precio de la operación, que oscila entre 2.500 y 3.000 euros por ojo, por lo que el montante final se eleva a 5.000 o 6.000 euros.

Este asunto es uno de los que se trata en el 92.º congreso de la Sociedad Española de Oftalmología, que se desarrollará hasta mañana sábado en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, con la participación de unos 2.350 oftalmólogos. El presidente de la Sociedad Española de Cataratas y jefe del servicio de oftalmología del Complejo Hospitalario Universitario de Orense, Ramón Lorente, tras ser consultado por este periódico, explicó que la operación consiste en sustituir el cristalino del ojo por una lente multifocal. La intervención, que dura entre ocho y diez minutos, se hace en un quirófano igual que una de cataratas. La lente que se coloca al paciente sirve tanto para ver bien de cerca, en una distancia intermedia y de lejos. Los candidatos a recibir esa técnica quirúrgica, para la que se usa una anestesia tópica (gotas), son personas que han cumplido ya los 50 años. No hay tope de dad para la operación.

Existe también otra técnica para corregir la vista cansada a través de la utilización de un láser que actúa sobre la córnea del paciente. Este procedimiento está todavía en pleno desarrollo, por lo que sus resultados son más irregulares, dijo el doctor Lorente. «Es una técnica en evolución», indicó el presidente de la Sociedad Española de Cataratas.

Prescindir de las gafas

«Aunque hay que tener en cuenta que se está operando a un persona que no tiene ninguna patología, corregir la presbicia a través de una intervención quirúrgica permite ganar en calidad de vida y hace que ya no se dependa de las gafas para ver con normalidad», señaló el doctor Lorente. Según indicó, al día siguiente de la operación, el paciente empieza a ver mejor. Entre la operación del primer ojo y del segundo transcurren de tres días a una semana. A los diez días de haberse llevado a cabo la segunda intervención, la persona operada puede trabajar a pleno rendimiento. «Es un tipo de cirugía de la que la gente queda contenta», afirmó el oftalmólogo

La lente que se pone a los pacientes en el cristalino cuesta en torno a mil euros y es necesario contar con unos aparatos caros para realizar la técnica. «Aunque el paciente pague de 5.000 a 6.000 euros, hay que saber que el beneficio económico que logran los oftalmólogos que aplican esa técnica no es mucho, por todo el coste que tiene el aparataje que emplean», aseguró el doctor Lorente.