Diario Sur

Quejas que tienen que ver con la movilidad

Imagen de la pasarela sobre el Arroyo de las Cañas.
Imagen de la pasarela sobre el Arroyo de las Cañas. / J. M. A.
  • En la carretera de la Azucarera-Intelhorce hay un hueco peligroso para los peatones. Calle La Unión sufre las consecuencias de la doble fila. Los coches invaden los pasos de peatones en la calle Esquilo

Estamos en plena Semana Europea de la Movilidad, un acontecimiento para el que se han programado diferentes actividades y eventos que promueven los modos de desplazamiento sostenible, desde el transporte público, ya sea en autobuses, taxis, metro o cercanías, a bicicleta, vehículos energéticamente eficientes, compartir vehículo o simplemente caminar. Sí, también caminar, porque aunque parezca que este modo de desplazamiento apenas tiene riesgos frente a los otros, la realidad es que sí los tiene, y no pocos. Un ejemplo de ello es a lo que se refiere un ciudadano, P. Octava, quien envía unas fotografías que están tomadas en la carretera de la Azucarera-Intelhorce, en el puente sobre el Arroyo de Las Cañas. «En ellas se puede observar que la valla azul que discurre por el paso peatonal termina antes de llegar a la acera, con lo que queda un hueco muy peligroso, con una caída de varios metros», dice. «Es verdad que no mucha gente pasa andando por ahí, pero en ese hueco cabe no solo un niño, sino incluso una persona de complexión normal (viéndolo in situ se aprecia mucho mejor el peligro)».

Una advertencia a tener en cuenta y un riesgo que debería ser evitado con una prolongación de la valla.

Calle La Unión.

Calle La Unión. / J. M. A.

La Unión: caos circulatorio por la doble fila

Otro ciudadano se dirige al periódico para quejarse de la doble fila que se forma en la calle La Unión, donde dice que la circulación «es un caos». Y así debe ser, porque basta con que un solo coche permanezca detenido en un lado de la calzada para que todo ese carril quede inutilizado para la circulación en una vía con dos carriles.

Calle Esquilo: Invasión de pasos de peatones

En la calle Esquilo, en El Cónsul, también existen problemas de ‘movilidad’ a consecuencia de los estacionamientos indebidos que realizan los padres que van a llevar o a recoger a sus hijos a un colegio situado en la zona. Eso es lo que denuncia otro ciudadano, quien se dirige a esta sección para denunciar que «a la hora de entrada y salida del colegio tenemos el paso peatonal y rampa de minusválidos invadida por los coches, lo que provoca el destrozo del acerado».

Contaminación acústica:control de escape de las motos

«El ruido que hacen algunas motos está fuera de toda normativa y debería ser controlado por la Policía Local», dice un vecino del Camino Nuevo, que se queja de los «estruendos que forman a todas horas y especialmente de madrugada».