Diario Sur

Los oftalmólogos se enfrentan al reto de atender a una población más envejecida

Benítez, Encinas, García Campos y Fernández-Baca. :: F. González
Benítez, Encinas, García Campos y Fernández-Baca. :: F. González
  • Más de 2.300 especialistas participan en un congreso que aborda las enfermedades de la visión

Uno de los grandes retos de la oftalmología es hacer frente con garantías a la salud ocular de una población que cada vez vive más. Ese mayor envejecimiento trae consigo un incremento de patologías de la vista como, por ejemplo, las cataratas, el glaucoma o la degeneración macular asociada a la edad. Para atender con solvencia a esa población cada vez más envejecida y, consiguientemente, con más deficiencias visuales, los hospitales públicos malagueños necesitan que se les dote de más oftalmólogos. Ese incremento de plantilla no es exclusivo de la provincia de Málaga, sino que es extensible al resto de centros hospitalarios públicos españoles.

Este asunto se abordó ayer en la rueda de prensa de presentación del 92.º congreso de la Sociedad Española de Oftamología, que se desarrollará hasta el sábado en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, con una participación de unos 2.350 oftalmólogos, lo que supone una cifra récord de asistencia en los cien años de historia de la SEO, significó su presidente, José Luis Encinas.

Los presidentes del comité organizador del congreso, José Manuel García Campos, catedrático de oftalmología y jefe de ese servicio en el Hospital Clínico, e Ildefonso Fernández-Baca, jefe del servicio de oftamología del Hospital Regional Carlos Haya hasta su jubilación en el SAS (sigue en activo en la medicina privada), destacaron que el ascenso de patologías de la vista relacionadas con el mayor envejecimiento de la población requiere tomar medidas y aumentar la plantilla de oftalmólogos en los hospitales públicos para dar una respuesta adecuada a las necesidades de los pacientes, que cada vez tienen una edad más avanzada. «Hay que hacer un estudio y poner los mimbres para impedir que nos coja el toro y lograr atender con garantías a la población», señaló el doctor García Campos, que se refirió a la subida de patologías como las cataratas, el glaucoma y la degeneración macular asociada a la edad.

Recursos humanos

Según el doctor Fernández-Baca, Málaga está bien estructurada en cuanto a hospitales se refiere, pero, ante la fuerte presión asistencial que soportan los servicios de oftalmología, «los recursos humanos de esa red hospitalaria dejan mucho que desear. Hacen falta más oftalmólogos». Sumando la plantilla de Carlos Haya, el Clínico, el Costa del Sol de Marbella y los comarcales de Ronda, Antequera y Vélez, la plantilla de especialistas en oftalmología es de unos 75, indicaron García Campos y Fernández-Baca.

Entre las enfermedades de la vista a las que hay que prestar un especial cuidado para prevenirlas y tratarlas están el glaucoma (tensión intraocular), la retinopatía diabética (es fundamental diagnosticar esta enfermedad de forma precoz y que los pacientes diabéticos tengan controlados sus niveles de azúcar) y la degeneración macular asociada a la edad, que también es clave descubrirla en su fase inicial para frenar su avance e impedir que desemboque en la ceguera. A ese respecto, en la actualidad hay 30 millones de personas que padecen en el mundo la degeneración macular, pero se prevé que haya 280 millones de afectados en 2050, manifestó José Luis Encinas. Para prevenir esa patología visual se recomienda llevar una alimentación sana, no fumar y tomar antioxidantes.

Por otro lado, el uso de ordenadores, tabletas y teléfonos móviles favorece lo que se conoce como ojo seco, explicó el oftalmólogo José Manuel Benítez, que recomendó tener periodos de descanso cuando se trabaja con esos dispositivos tecnológicos.