Diario Sur

La Fiscalía de Málaga no da abasto con los delitos económicos

Imagen de archivo de uno de los pasillos de salas de vistas en la Ciudad de la Justicia.
Imagen de archivo de uno de los pasillos de salas de vistas en la Ciudad de la Justicia. / Sur
  • La responsable en Málaga de la sección de estos asuntos insiste en la situación de saturación que existe y avisa de que harían falta refuerzos

La Fiscalía de Málaga no da abasto con los delitos económicos. Desde hace años, la sección que se ocupa de estos asuntos se encuentra inmersa en una situación de saturación a la que habría que hacer frente con un refuerzo de la plantilla dedicada a estos casos de un 50 por ciento, según insiste su fiscal coordinadora, María Teresa Verdugo.

noticias relacionadas

Desde el Ministerio Público se precisa que la situación de saturación de la sección viene produciéndose desde hace años y se apunta que todavía se presenta lejano el objetivo de dar una respuesta plenamente satisfactoria al número de asuntos pendientes. En este sentido, se explica que el lastre que se soporta deriva esencialmente de la acumulación anual de asuntos al ser mayor el número de los que entran que el de los que se finalizan.

En la Memoria de la Fiscalía Provincial se explica que esta congestión en la sección, en la que se persiguen delitos contra la Hacienda Pública, contra la Seguridad Social y Fraude de Subvenciones, así como los delitos Societarios, se debe a que los procedimientos se alargan en el tiempo, unas veces por la complejidad de la instrucción, otras por la dificultad de celebrar los juicios orales al primer señalamiento.

Y es que los casos a los que se enfrentan los fiscales que conforman la sección son muy densos, a los que hay que dedicar mucho trabajo y horas. Así lo asegura Verdugo, a la vez que insiste en el gran número de empresas que se encuentran erradicadas en la provincia y, sobre todo, en la Costa del Sol con sedes en países extranjeros.

Un ejemplo de los asuntos a los que hacen frente estos fiscales es el conocido como ‘caso Edu’, por un supuesto fraude de subvenciones en las acciones de formación profesional para el empleo con compromiso de contratación de la Junta de Andalucía. En el procedimiento judicial iniciado se encuentran imputados beneficiarios de estas ayudas y diversos funcionarios del Servicio Andaluz de Empleo, hasta 49 personas, todas relacionadas con la resolución de 15 de diciembre de 2010 de la Dirección Provincial de Empleo de Málaga. La investigación se ha ampliado por la Policía Judicial a la resolución de 4 de noviembre de 2010, de ahí que instrucción se prevea compleja.

Asimismo, la coordinadora insiste en que, al tradicional colapso de la sección, hay que unir la entrada en vigor hace unos años del artículo 307 ter, lo que «ha agravado aún mucho más si cabe esta situación». Este punto del Código Penal castiga la obtención indebida de prestaciones por desempleo no estableciendo a un límite mínimo que pudiera separar lo ilícito administrativo del ilícito penal.

La consecuencia ha sido la existencia de un alto número de procedimientos por este tipo delictivo en los que existen una cantidad «desmesurada» de investigados, que en muchos casos superan la centena. Verdugo manifiesta que no se trata de casos aislados, ya que existe una unidad policial específicamente encargada de la investigación de estos delitos, por lo que son numerosos los asuntos que llegan a la Fiscalía, aumentando «la enorme carga de trabajo que ya existía».

La dimensión del problema es mucho mayor que los medios de los que dispone la Fiscalía Provincial de Málaga. La fiscal señala que la sección dispone de cinco fiscales, aunque no tienen una dedicación exclusiva, por lo que también deben atender otros casos.

87 fiscales

Aunque la saturación de la sección de Delitos Económicos se pone de manifiesto en la Memoria de la Fiscalía General del Estado, lo cierto es que esta situación también se produce en otros ámbitos del Ministerio Público en la provincia, que cuenta con un total de 87 fiscales. Se trata de una plantilla «claramente insuficiente para prestar un servicio adecuado a la ciudadanía».

Por ejemplo, se refleja que, en el ámbito Penal, la respuesta que se puede ofrecer es «muy limitada y, en todo caso, tardía» dados los escasos recursos humanos con los que se cuenta. De hecho, el fiscal jefe de Málaga, Juan Carlos López Caballero, viene solicitando una decena de fiscales de refuerzo para la provincia, lo que «aliviaría» la actual situación.

Temas