Diario Sur

Arrestan a cinco personas tras una persecución al ser sorprendidos por la Guardia Civil vendiendo drogas

  • Los ocupantes de los coches esgrimieron armas y abandonaron los vehículos en un centro comercial, donde hayaron 13 kilos de marihuana

La escena parecía más propia de una película de acción norteamericana. Carreras de coches, armas de fuego apuntándose de manera amenazante por parte de sus ocupantes y los vehículos golpeándose en mitad de la calzada, con intención de provocar un accidente. Ocurrió hace varias semanas entre Algarrobo y Vélez-Málaga. La Guardia Civil consiguió abortar un intercambio de drogas y, a partir de ahí, se inició una persecución por varias calles, avenidas y la Autovía del Mediterráneo A-7 que conecta ambos municipios de la Axarquía.

El dispositivo desplegado por el Instituto Armado y la posterior investigación han desembocado en cinco detenciones tras su presunta participación en esta violenta persecución en coche a raíz de la frustrada transacción de droga que se inició en Algarrobo. Los hechos tuvieron lugar cuando una patrulla de la Guardia Civil fue alertada de la presencia de varios vehículos que estaban realizando una persecución, alcanzándose entre ellos, primero por las calles del municipio algarrobeño y posteriormente por la autovía A-7.

Siguieron la fuga a pie

Los individuos, al percatarse de la presencia de los guardias civiles, abandonaron los vehículos en el aparcamiento de un centro comercial de Vélez-Málaga y se dieron a la fuga a pie, según informó ayer en un comunicado el instituto armado. Los agentes encontraron en el interior de los coches 13 kilogramos de marihuana preparada para su venta y dos pistolas simuladas de detonación, ocultos en bolsas de basura.

La investigación ha podido determinar que los hechos se produjeron, supuestamente, a raíz de una transacción frustrada de la droga incautada entre dos individuos y varios integrantes de un conocido clan delictivo de la localidad de Algarrobo.

Esto derivó en un violento enfrentamiento entre ambos en el que se utilizaron las pistolas incautadas a modo de intimidación y que finalizó con la persecución por las calles de la localidad de Algarrobo.

En una primera fase de la operación se detuvo a dos individuos involucrados en la transacción de droga, y en una segunda fase llevada a cabo el pasado 11 de septiembre se procedió a la detención de tres integrantes del grupo criminal asentado en Algarrobo. A todos ellos se les imputa un supuesto delito contra la salud pública y los investigadores no descartan más detenciones por los hechos.