Diario Sur

Los vecinos de Teatinos, indignados por el nuevo retraso en el traslado de las caballerizas

  • Califican de «vergüenza» que el desmantelamiento de las cuadras vuelva a quedar en suspenso y exigen al alcalde que «cumpla su palabra»

La decisión del Ayuntamiento de volver a anular el proceso de contratación de las obras de las nuevas caballerizas municipales previstas en el polígono Guadalhorce ha indignado a los vecinos de Teatinos, que llevan 16 años reclamando el traslado de las cuadras de los coches de caballos que pasean a los turistas por las molestias que generan en las viviendas colindantes. «Esto es una vergüenza. Después de 16 años jugando con este asunto y prometiéndonos que las van a quitar ahora resulta que lo vuelven a paralizar todo», se lamenta el presidente de la asociación de vecino Parque Teatinos, Miguel Ángel Millán, quien advierte de que «esto colma ya la paciencia de los vecinos».

Como informo el lunes este periódico, la Gerencia Municipal de Urbanismo ha suspendido la licitación de las obras ante el rechazo de los cocheros a la nueva ubicación por su lejanía hasta el Centro. De hecho, 700.000 de los 1,6 millones de euros que estaban reservados este año para impulsar las obras se van a destinar al recate de una veintena de las 55 licencia vigentes, a razón de 35.000 euros cada una. Ante esta próxima reducción de autorizaciones (está prevista que se acometa antes de que acabe el año), el Ayuntamiento pretende modificar el proyecto de las futuras instalaciones para hacerlas más pequeñas.

Y también más baratas, pero ¿dónde? Según aseguran desde el Área de Movilidad, se mantiene su traslado a una parcela de la calle Hermanas Brontë (en la parte más al norte del polígono Guadalhorce, frente a los talleres de Renfe). Aunque los vecinos de Teatinos no las tienen todas consigo. «Primero lo anularon por las quejas de los vecinos (en referencia a las alternativas fallidas junto al auditorio del recinto ferial y luego en Los Prados) y ahora por las de los cocheros que no se quieren ir. No sabemos qué va a pasar, pero confiamos en que el alcalde cumpla su palabra de una vez», comenta Millán.

Por su parte, los cocheros no ocultan su satisfacción por la paralización del traslado, e incluso proponen que el dinero sobrante se destine a arreglar las caballerizas actuales. «Ya que van a quedar menos coches, se puede usar el resto del presupuesto previsto para poner las instalaciones en condiciones de forma que no molestemos a los vecinos», apunta el presidente del colectivo, Antonio Domínguez.