Diario Sur

¿Es posible la privacidad en Internet?

De la Torre y Rueda, en la inauguración del ciclo.
De la Torre y Rueda, en la inauguración del ciclo. / Salvador Salas
  • La mujer protagoniza el simposio de innovación social EmpoderaLive

  • Jillian C. York analiza la censura en la Red yAbeer Abu Ghaith relata su experienciacomo emprendedoraen Oriente Medio

Cuando la estadounidense Jillian C. York se mudó a Marruecos en 2004 decidió poner en marcha un blog personal en el que contar cómo era su experiencia en el país norteafricano. De esta forma, además de sus padres y sus amigos desde Norteamérica, todo el mundo que quisiera podía seguir el día a día de Jillian. Sin embargo, esta joven se quedó sorprendida cuando sus vecinos marroquíes le comentaron que no podían acceder a su blog personal. «Me lo habían censurado», explicó ayer durante su intervención en EmpoderaLive, el simposio de innovación social organizado por cibervoluntarios.org, que este año cumple 10 años. Precisamente, en su ponencia sobre ‘Libertad de expresión, transparencia y privacidad en la Red’, Jillian reconoció que a raíz de su experiencia vivida en Marruecos decidió convertirse en ciberactivista para así poder luchar contra la censura en la Red y defender el derecho de los usuarios, especialmente la libertad de expresión en Internet.

Jillian, que actualmente dirige la organización Electronic Frontier Foundation (EFF), reconoció que «la censura está muy presente en la Red», y que esta puede darse de varias formas, como bloqueando las páginas web o palabras clave para el acceso a las mismas. «Hay países cuyos gobiernos prohiben el acceso a ciertas páginas a los ciudadanos, pero en algunos casos, las usuarios consiguen sortearla sustituyendo unas palabras clave por otras».

Pero para Jillian, no sólo los gobiernos limitan el acceso a Internet, sino que grandes empresas, como Facebook, contribuyen en la «limitación de la libertad de expresión. La opción de Facebook de denunciar ciertos contenidos o comentarios de su red social nos hace en parte cómplices de esa actitud censora», explicó. Con respecto, a los comentarios discriminatorios o amenazantes que los usuarios pueden recibir a través de las redes sociales, la activista fue clara, «los internautas no pueden ser víctimas de la libertad de expresión. El problema es que Facebook decide eliminar ciertos comentarios, pero otros no», apuntó Jillian, ya que según ella, hay cosas que «pueden publicarse y otras que no». Además, la ponente aseguró que «todo el mundo debe de estar controlado, pero hasta cierto punto».

Al igual que la censura, Jillian habló sobre la privacidad en la red y la vulnerabilidad de los usuarios. «Estamos totalmente controlados en Internet», explicó la ponente quien afirmó que «la privacidad es una cuestión de las personas». «Mi propuesta es que las personas usen diferentes redes sociales para comunicarse y que no utilicen sólo una», aconsejó Jillian, quien se mostró muy en desacuerdo con la nueva política de privacidad de Whatsapp. «Está claro que los gobiernos y las empresas colaboran en conjunto para controlar y censurar a los usuarios», apuntó.

En relación a los casos de filtraciones gubernamentales como los perpetrados por Julian Assange o Edward Snowden, la ponente afirmó que «los gobiernos deben de tener transparencia y no privacidad, salvo en cuestiones de seguridad». «Assange ha abierto el gobierno norteamericano», puntualizó, para más tarde añadir que «las personas deben de tener más privacidad que los gobiernos, y no al revés».