Diario Sur

Mario Cortés: «Me tocó el papel de poli malo, y los nuevos tiempos exigen otro perfil»

Cortés, tras su reunión con el primer edil para darle cuenta de los cambios.
Cortés, tras su reunión con el primer edil para darle cuenta de los cambios. / Pilar R. Quirós
  • Ex portavoz popular y nuevo viceportavoz (mantiene Nuevas Tecnologías ). «Creo que tengo por delante una nueva etapa apasionante para captar inversiones por el Brexit»

Su ascenso a portavoz popular siendo muy joven, 34 años, en mayo de 2013, fue como la espuma. Mario Cortés, ingeniero técnico de Telecomunicaciones, vive ahora el inevitable descenso a viceportavoz, y pretende, para contrarrestar, profundizar en el área de Nuevas Tecnologías. Aunque su perfil siempre ha sido político, nunca ha abandonado el aspecto técnico y su gestión del plan de movilidad con coches eléctricos, Zem2All, tuvo muy buenas críticas. Ahora, el alcalde le encomienda la atracción de inversiones nacionales y extranjeras y la coordinación del área de Reactivación Económica y Promoción Empresarial, que dirige María del Mar Martín Rojo.

Tres años y medio como portavoz popular. ¿Cuál es su balance?

Han sido tres años y medio muy profundos, muy interesantes, que he disfrutado. Cuando a una persona con 34 años le dan una oportunidad de ser el portavoz del sexto ayuntamiento más importante del país, sólo debo tener gratitud a los que apostaron por mí, el presidente de mi partido y el propio alcalde.

¿Por qué cree que se ha producido este relevo y han nombrado portavoz a Carlos Conde?

Las circunstancias políticas han cambiado. El PP dejó de tener mayoría absoluta en esta legislatura, y no tiene pacto de gobierno. Continuamente hay que negociar todo lo que se decide, temas urbanísticos, económicos... Ya no hay un posicionamiento político en el pleno. Hemos tenido que negociar en pos del consenso y el que se ha encargado fundamentalmente de esto, por sus responsabilidades económicas, ha sido Carlos Conde, que lo ha hecho con acierto. Todos los proyectos de la ciudad están bloqueados, Repsol, Astoria-Victoria, Moneo, Baños del Carmen. Este es el año en el que hay que desbloquear todos estos proyectos, y entiendo que hay que reforzar la figura del negociador natural, que ha sido Carlos Conde. Yo, de viceportavoz, le haré un respaldo político siempre que él lo estime como portavoz, cuando lo necesite.

¿Sabía usted que iba a producirse este cambio?

Sí, desde la feria de agosto, pero los viajes de todos lo han desplazado a esta fecha. Empieza un nuevo curso político y al igual que no está Gámez de portavoz, yo tampoco lo estaré.

Está la lectura de que su descenso ha sido por un posicionamiento más cercano al presidente popular, Elías Bendodo,que al alcalde. ¿Es cierto?

Le he explicado por qué se produce mi relevo, y en absoluto tiene que ver con posicionamientos políticos. Todos somos el PP con el presidente del partido y con el alcalde en el Ayuntamiento de Málaga.

¿Ha perdido el alcalde la confianza en usted?

Le he comentado que creo que son otros tiempos. Me tocó el papel de poli malo, la situación ha cambiado, y esa figura no ayuda al consenso.

¿En qué se centrará usted ahora?

Estimo que tengo por delante una etapa apasionante tras el Brexit siendo Málaga un territorio predilecto por el sector británico, y tenemos que aprovechar esa relación estratégica para captar inversiones, empresas y generar nuevos empleos, que será mi nuevo cometido. Va a suponer muchos viajes y esfuerzos, y eso es incompatible con ser portavoz.