Diario Sur

La Junta aborda un plan para mejorar la atención a enfermos crónicos

  • Se marca como horizonte que en 2018 más de 150.000 personas en Andalucía estén en permanente evaluación y monitorización

La Organización Mundial de la Salud subraya que las enfermedades crónicas fueron la causa del 63% de las muertes del mundo en 2008, cifra que alcanzará el 75% en 2020. El 45,6 % de la población mayor de 16 años sufre algún tipo de cronicidad y el 22% de pluripatología. Y España camina hacia la cúspide de los países más envejecidos. En 2050, el 34% de los habitantes de España tendrá más de 65 años, frente al 14% actual. Habrá, pues, muchos más enfermos crónicos. Ante esta perspectiva, la Junta de Andalucía pondrá a final de año en marcha una estrategia de mejora y atención personalizada de los enfermos crónicos, sobre todo aquellos con varias patologías y una situación social o familiar frágil.

El plan es a largo plazo. Antes de diciembre, alrededor de 9.300 profesionales asistenciales constituirán un total de 4.813 equipos que serán los encargados de identificar a los usuarios con enfermedades crónicas diagnosticadas y elaborar los planes de acción personalizados.

El plan prevé la atención de 336.000 personas –el 4% de la población andaluza–, pero no de inmediato, sino de forma progresiva entre 2017 y 2020.

La propuesta de este Plan Andaluz de Atención Integrada a Pacientes con Enfermedades Crónicas, que el consejero de Salud, Aquilino Alonso, dio a conocer ayer al Consejo de Gobierno, se marca como objetivo que en 2018 casi el 50% de los pacientes con varias patologías y en situación social frágil tengan una atención personalizada y estén en permanente monitorización y evaluación. Los pacientes crónicos consumen en Andalucía el 30% de los recursos sanitarios públicos.

El Consejo de Gobierno aprobó también la creación de una comisión de coordinación de las fundaciones públicas de salud, entre las que se encuentran la ubicada en Málaga sobre Biomedicina y Salud (Fimabis) y La Fundación Rey Fahd Bin Abdulaziz, del hospital Costa del Sol.

El nuevo ógano no supondrá incremento presupuestario ya que sus dirigentes son cargos de Salud (la presidirá el viceconsejero) y los titulares de las gerencias de las fundaciones, advierten fuentes de la Junta. Tendrá como finalidad promover iniciativas conjuntas de otras entidades de organismos internacionales, especialmente en investigación, procedimientos, protocolos, mejora de la calidad y eficacia.

Además de las mencionadas, afecta a las fundaciones Progreso y Salud, las de integración de personas con enfermedad mental (Faisem); la Alejandro Otero de investigación biomédica; y la de investigación de Sevilla, Fisevi.