Diario Sur

El Gobierno saca pecho de la reforma fiscal en Málaga

Asistentes a la jornada sobre estudios fiscales.
Asistentes a la jornada sobre estudios fiscales. / Daniel Pérez
  • El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, puso en valor las acciones del Ejecutivo central para revitalizar la economía y pidió paciencia a la Junta en su exigencia de cerrar cuanto antes el margen de déficit

"Hemos tendido al acercamiento entre ingresos y gastos". Desde la primera frase, la ponencia del secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, estuvo dedicada a defender la reforma fiscal que el Gobierno al que todavía pertenece llevó a cabo durante su mandato de mayoría absoluta. La idea principal de la intervención estuvo centrada en una idea: no gastar más de lo que se tiene. Y para ello, Ferre se escudó en que la reforma en el sistema impositivo fue “necesaria” para tener el crecimiento del que España disfruta en estos momentos.

Antes de entrar en detalle con su defensa de la reforma fiscal, Ferrer declaró ante los medios su preocupación por la falta de Gobierno, lo que está empezando a crear problemas con la configuración de los presupuestos del año que viene. La Junta exigió la semana pasada al Ejecutivo cerrar el objetivo de déficit para el año próximo, cara a cerrar los presupuestos regionales. Pero Ferre pidió paciencia al tiempo que mandó un mensaje al Gobierno andaluz: “La situación es insólita. No se ha dado nunca en la gestión de unos presupuestos de España la inexistencia de Gobierno. Y tal situación insólita necesita unos estudios específicos. Recuerdo que en los cuatro años que el espíritu de colaboración en políticas presupuestarias con las comunidades autónomas ha sido constante”.

La conferencia de Ferre se produjo en la inauguración de la cuadragésima edición de las Jornadas Andaluzas de Estudios Fiscales, organizadas por el Colegio de Titulares Mercantiles de Málaga. La mano derecha de Cristóbal Montoro en el Ministerio de Hacienda desautorizó las voces de otras formaciones políticas, al asegurar que la experiencia tras cuatro años de Gobierno es un grado: “No se crece más gastando innecesariamente o creando empleo público sin ningún tipo de necesidad, como dicen otros partidos. El modelo que funciona es el de llevar una política de gasto moderada, que no dañe la capacidad de las familias para consumir”.

Las familias fueron uno de los puntos de atención de Ferre. Para él son el mayor sustento del país, y en su opinión, la reforma fiscal llevada a cabo por el Gobierno estuvo pensada para favorecerlas a ellas: “Hay que saber recaudar sin dañar la economía ni la capacidad de consumir de las familias. El Partido Socialista, cuando ha ocupado el Gobierno, ha puesto de media la presión fiscal en el 41%, alta e innecesaria, mientras que nosotros la dejamos de media en el 38%. Es una presión fiscal muy aceptable teniendo en cuenta que en muchos países de nuestros entorno esta supera sistemáticamente el 40%”.

El secretario de Estado de Hacienda dijo que la reforma fiscal impulsada por su Ejecutivo tuvo un impacto positivo del 0,34% en el PIB en 2015, y que su influencia seguirá ascendiendo durante este año (0,57%) hasta a tener una huella del 0,7% en 2017. Puso especial énfasis en lo que él denominó como una ‘situación insólita’ que demuestra la recuperación de la economía española: “En 2016 tendremos más ingresos que en el 2007, antes de que empezara la crisis. Y ello con el añadido de que este año la carga fiscal por familia es menor de lo que era en 2007. La economía ha cogido un ritmo virtuoso”.

En los Impuestos sobre el Valor Añadido, el secretario de Estado desveló que el Gobierno estuvo en conversaciones con la Unión Europea para tratar de reducir al máximo ese impuesto: “Probablemente mucha gente no lo sabe, pero la mitad del gasto con el que se añade el IVA está en un tipo reducido o súper reducido. Eso no pasa en los países de nuestro entorno, y España ha peleado para que sea así”. Ferre citó dos sectores muy presentes en Málaga, la restauración y la hostelería, como dos ejemplos en los que España dijo a Bruselas que debían llevar un impuesto reducido: “No podemos cobrar a los turistas un 20% de IVA. Se nos acabaría una de las industrias más potentes que tenemos”.

La inauguración de las Jornadas Andaluzas de Estudios Fiscales corrió a cargo del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. “Tenemos que administrarnos bien, con austeridad y sin gastar más de lo que se ingresa. Y eso debería ser un principio que se debería enseñar desde la propia familia a los más pequeños”, dijo el regidor. Por su parte, el presidente del Colegio de Titulares Mercantiles de Málaga, Aurelio Gurrea, manifestó que no está de acuerdo con la cantidad de deducciones fiscales que las grandes empresas disfrutan en comparación con las pymes, y propuso medidas para cambiar el régimen actual. Sin embargo, el secretario de Estado descartó cualquier tipo de modificación en ese ámbito durante su ponencia.